PUBLICIDAD
Deportes

Vuelve el fútbol: Los protocolos adoptados por O’Higgins para retomar entrenamientos presenciales

MARTES, 14 DE JULIO DE 2020
Publicador por

Matías Pérez

Periodista El Tipógrafo

Los dirigidos por el técnico Patricio Graff tuvieron su último entrenamiento en el Monasterio Celeste a mediados de junio.


PUBLICIDAD

Tras la suspensión del campeonato nacional de fútbol por el riesgo de contagios por coronavirus durante el mes de marzo, la ministra del Deporte, Cecilia Pérez, informó que a partir de la noche de este miércoles los jugadores de fútbol profesional podrán gozar de un permiso único colectivo para poder entrenar, el cual podrá ser utilizado solo para la salida de los deportistas desde su casa hasta el lugar de entrenamiento en comunas con cuarentena.

En lo que respecta al fútbol, podrán retomar sus entrenamientos 10 clubes de la Primera A y 8 de la Primera B con un máximo de 30 personas por club, número que excluye a quienes, por la naturaleza de la actividad que realicen, ya cuenten con la respectiva autorización.

Al respecto, O’Higgins de Rancagua tuvo su último entrenamiento presencial pocos días antes de que se iniciara la cuarentena preventiva en la capital regional el pasado viernes 19 de junio, instancia que se realizó bajo estrictas medidas para prevenir los contagios de coronavirus en el Monasterio Celeste después de 90 días con pautas de trabajo físico a distancia.

Tras el anuncio por parte de las autoridades de Gobierno, en el Capo de Provincia se encuentran analizando los pormenores para retomar los trabajos de acondicionamiento del plantel dentro de las próximas jornadas, una decisión que una vez llevada a la práctica, de acuerdo a fuentes al interior del club, mantendría los mismos resguardos sanitarios aplicados hasta su último entrenamiento presencial.

Protocolo de entrenamiento:

Las directrices tomadas por el plantel celeste para retomar sus entrenamientos presenciales constan con la división en seis grupos, los cuales son citados con distintos horarios donde además se contempla un mínimo uso y permanencia en las instalaciones deportivas. 

Al ingresar al recinto la temperatura se controla sin descender del vehículo, y luego de estacionar con distanciamiento en espacios señalizados la temperatura es tomada nuevamente en una denominada “zona de transición”, donde se corrobora que los jugadores no porten elementos personales como celulares.

Una vez en cancha, los jugadores cumplen con la llamada “distancia deportiva” y no se trasladan de sus lugares de trabajo delimitados previamente. En ese sentido, el plantel profesional está dividido en dos grupos de entrenamiento con horario diferenciado, y subdivididos en tres grupos cada uno de ellos. 

Para obtener mayor espacio y un correcto distanciamiento social, los jugadores utilizan las dos canchas del plantel profesional y una cancha del sector del Fútbol Joven, la cual también posee estacionamientos con distanciamiento y zona de transición.

Dentro de este contexto y antes de comenzar con los entrenamientos en el Monasterio Celeste, el plantel completo es sometido a test rápidos para detectar la presencia del virus a fin de descartar cualquier peligro de contagio.

Por último, cabe señalar que durante la tarde de este martes integrantes del club sostuvieron una reunión de coordinación, instancia en la que se revisarían los pormenores para definir el inminente retorno de los entrenamientos que se podría producir dentro de la presente semana.   


PUBLICIDAD
Comentarios

Cargando...
PUBLICIDAD
Loading...