Máquinas tragamonedas: Alcalde de Rengo inicia acciones para dar cumplimiento a normativa

Publicado el 6 septiembre, 2019 Por Norelis Vilchez

Según datos del municipio, en la comuna existen 20 locales autorizados para funcionar.

La Contraloría General de la República estableció en el año 2016 que los casinos llamados populares pueden funcionar solo con autorización expresa de la Superintendencia de Casinos y Juegos, que establezca que esas máquinas son de destreza y no de azar.

En Rengo, el alcalde Carlos Soto dio a conocer al concejo municipal que van a aplicar la Ley de Casinos, la cual prohíbe el funcionamiento ilegal de máquinas tragamonedas.  “Esto se traduce en que se envió un instructivo al departamento de Fiscalización Municipal para hacer un catastro de todos los locales comerciales en Rengo que no tienen la autorización correspondiente para funcionar con máquinas tragamonedas”.

Señaló que en los sectores y poblaciones de la comuna hay almacenes, paqueterías, fuentes de soda, verdulerías y otros establecimientos que además tienen máquinas de juego no teniendo patente para ello. “Lo que haremos, en primer lugar, es que saldrán los funcionarios municipales a hacer el catastro, a notificar a todos aquellos lugares que existen en la comuna de Rengo, tanto urbano como rural, notificándoles que no tienen autorización para funcionar con máquinas tragamonedas y se les da un plazo de 60 días para que sean retiradas”.

Resaltó que ese plazo es perentorio a través de una notificación que se hará por escrito.  “Al cabo de los 60 días si no las retiran (las máquinas) serán retiradas por funcionarios municipales con la fuerza pública mediante un decreto que se va a elaborar para el efecto”.

“Las máquinas tragamonedas no pueden funcionar en un lugar que no esté autorizado para el efecto y lo que nosotros estamos haciendo es notificar a todos esos lugares que no tienen patente para tragamonedas que se van retirar las máquinas, que las retiren ellos o lo vamos a hacer nosotros. Vamos a dejar todo el sector urbano y rural que no tiene permiso para usar tragamonedas, limpios de ellas”, destacó el alcalde.

Aclaró que hay patentes autorizadas para funcionar de acuerdo a la ordenanza con máquinas de juego entregadas con fecha anterior a la ley. “La Superintendencia dice que nosotros no podemos negar la patente para el efecto, por lo tanto, debemos seguirla dando. En Rengo debe haber alrededor de 20 locales autorizados para funcionar, en otras ciudades son cientos, con este tipo de juegos u otros. Nosotros ahí no podemos aplicar nada porque lo que nos dice la ley es que esas patentes fueron entregadas anteriormente a la entrada en vigencia de la ley”.

“Yo creo que el gran problema no son los locales debidamente autorizados, sino la proliferación de máquinas tragamonedas en los distintos sectores de las comunas de Chile (…) Los locales que están autorizados están bajo la norma y la ley”, resaltó.

Dijo que si alguien quiere solicitar una patente para este tipo de máquinas lo que debe acompañar al momento de presentar la solicitud es una carta de la Superintendencia de Casinos y Juegos diciendo si la máquina es de destreza o de azar. “Nosotros para las patentes nuevas solo podemos entregarlas si vienen debidamente respaldadas por la Superintendencia de Casinos”.

“Hoy día estamos asumiendo la responsabilidad que tenemos de que cada patente funcione de acuerdo al giro que tiene, si es de verdulería que funcione como tal, pero no va a poder funcionar con máquinas tragamonedas. Ninguna actividad comercial que no esté autorizada para el efecto (…) Los juegos tienen una ordenanza propia que no tiene que ver con ninguna actividad comercial”, señaló.

Manifestó que los locales que funcionen ilegalmente cuando fueron notificados, podrían ser sancionados e incluso arriesgan la clausura del local. “Nosotros vamos a aplicar todas las medidas, somos respetuosos de la ley en los tres términos, los locales no autorizados, los que si están autorizados (que esos no tienen ningún problema) y que cuando se quiera iniciar una actividad como esta debe hacerlo con la autorización de la Superintendencia de Casinos”.

“Nos estamos adecuando a una instrucción que nos llega de la Contraloría General de la República y que yo en conciencia estoy haciendo exigible. Hoy día debemos reconocer que son muchos los lugares no autorizados para el funcionamiento de estas y a mí como alcalde lo único que me cabe es hacer exigible la ley”, sentenció.

 

Noticias Relacionadas