PUBLICIDAD
Actualidad

Playas de Pichilemu, Puertecillos y Matanzas podrían desaparecer por efectos del cambio climático

MARTES, 24 DE ENERO DE 2023
Publicado por

Juan Carlos Rico



PUBLICIDAD

Las playas de Pichilemu, Puertecillos y Matanzas se encuentran entre el listado de varias que cuentan con altos niveles de retroceso en sus costas por la erosión y el aumento del nivel del mar, producto del cambio climático.

De acuerdo con algunos estudios, este retroceso está por sobre los 1,5 metros por año, lo que las coloca en riesgo de desaparecer en los próximos diez años.

Esta situación genera preocupación entre los científicos. Y es que no sólo estas playas de la región de O’Higgins se han visto afectada por los cambios que ha tenido el litoral Chileno en los últimos 40 años. Se suman Hornitos (R. Antofagasta); Tongoy (R. Coquimbo); Algarrobo, Horcón, Cartagena, Los Molles y Santo Domingo (R. Valparaíso) y Lebu (R. Biobío).

La directora del Observatorio de la Costa, Carolina Martinez, detalló en una entrevista con Qué Pasa, de La Tercera, que «las playas con mayores tasas de erosión corresponden a aquellas de ensenada, donde se desarrollan extensos litorales arenosos, asociados a antiguos campos dunares y humedales costeros».

A las causas climáticas como el calentamiento global y la sequía que afecta a Chile, se suman factores de tipo geológico-tectónico, como terremotos y tsunamis y la intervención humana.

De acuerdo con Martínez, investigaciones provenientes del mundo académico y del trabajo con las comunidades «la erosión costera es un fenómeno en aumento que afecta al 86% de las playas de norte a sur» y que se duplica cada dos años.

Aumento de las marejadas

Investigadores de la Universidad Autónoma de Chile, sostienen que los estudios evidencian que desde el año 2008 se registra un proceso erosivo en playas chilenas, el cual se ha visto acentuado a partir del año 2015, principalmente generando el aumento de los fenómenos de marejadas.

“Es interesante señalar que, dichos procesos se ven incrementados dada la acción humana, entre ellas la urbanización a lo largo de los ríos, lo que disminuye los aportes sedimentarios, urbanización en la línea costera que reduce los espacios de playa, y dado los por procesos naturales como los registrados en el 27 de febrero del 2010 donde el terremoto y tsunami del 2010 incrementó la línea costera en las áreas mayormente afectadas, pero dado al aumento de las marejadas estos espacios rápidamente han sido erosionados”, señala el Dr. Carlos Esse Herrera, director del Instituto Iberoamericano de Desarrollo Sostenible de la Universidad Autónoma de Chile.

¿Cómo debemos prepararnos?

Dentro de las acciones e iniciativas que los investigadores de la Universidad Autónoma consideran importantes se encuentran:

  • La creación y consolidación de una estructura nacional y regional, para la implementación de la Política Nacional de Uso del Borde Costero.
  • El fortalecimiento de las visiones regionales sobre los usos preferentes de sus espacios costeros, materializados en propuestas de zonificación.
  • El reconocimiento a nivel nacional, regional y local de la Zonificación de Uso del Borde Costero como un instrumento de ordenamiento territorial validado en normativas legales.
  • La incorporación de consulta a las Comisiones Regionales en la decisión de otorgamiento de nuevas concesiones marítimas, como una acción participativa y de carácter consultivo.
  • La participación de las Comisiones Regionales en el proceso de solicitud de Espacios Costeros Marinos de Pueblos Originarios, de carácter resolutivo.

PUBLICIDAD
Comentarios

Cargando...
PUBLICIDAD
Loading...