PUBLICIDAD
Actualidad

Informe odontológico revela que el niño Tomás Bravo sufrió agresión sexual

JUEVES, 4 DE MARZO DE 2021
Publicador por

Norelis Vilchez

Periodista El Tipógrafo

El reporte también ofrece detalles de las evidencias que serían claves para concluir que hubo intervención de terceros y que no se trata de una muerte accidental.


PUBLICIDAD

Un informe de 31 páginas, firmado por los odontólogos Gabriela Oviedo, Fabiola Serrano y Manuel Maurelia y que pidió fiscal José Ortiz, sería “la pericia contundente” a la que se refirió la persecutora regional del Bío Bío, Marcela Cartagena, en una nueva audiencia por el caso del niño Tomás Bravo.

El estudio, al cual tuvo acceso en exclusiva BioBioChile, da cuenta de un protocolo de autopsia bucal al cuerpo, por orden del fiscal Ortiz, realizado el 2 marzo, y que, en sus conclusiones certifica “lesiones en su boca atribuibles a terceros”, pese a no ser concluyente respecto de la causa de muerte.

Con este reporte, de carácter privado, el Ministerio Público buscará revertir ante la Corte de Apelaciones de Concepción la decisión del Tribunal de Garantía de Arauco, que descartó la prisión preventiva para Jorge Escobar, tío abuelo de Tomás y hasta ahora, único imputado.

Bajo estos datos, se insiste en la línea investigativa de la formalización de Escobar y busca acusarlo de homicidio calificado.


Esta pericia se suma a una de la PDI, que da cuenta de un análisis de ubicación de las personas mediante sus teléfonos celulares, otro de Labocar de Carabineros y al preinforme de autopsia del Servicio Médico Legal (SML) de Concepción.

Señala que se encontraron diversas lesiones dentro y fuera de la boca, confirmando además que se encontraron elementos de origen humano en diversas partes de la boca, los cuales, según el estudio, deberán ser sometidas a un examen genético.

En cuanto a la metodología utilizada por los profesionales, el informe destaca que se realizó un estudio detallado de lesiones peribucales, labiales, bucales y dentarias, describiendo los procesos y cada hallazgo.

Detalla que se trata de un análisis de las características odontológicas, lesiones y patologías presentes, junto con la identificación de las alteraciones posteriores a la muerte. Además, detalla el análisis de radiografías.

Por respeto a la familia, BioBioChile se abstuvo de mencionar gran parte de los detalles explícitos ni tampoco adjuntar las imágenes incluidas en el reporte.


El reporte también ofrece detalles de las evidencias que serían claves para concluir que hubo intervención de terceros y que no se trata de una muerte accidental.

Según el trabajo profesional de los odontólogos, tanto en el exterior como en el interior de la boca de Tomás, se verificaron distintos tipos de lesiones de tipo “escoriación”, provocadas por roce, incluyendo labios y paladar.

También se comprobó que al menos 9 de sus piezas dentales sufrieron “subluxaciones”, es decir, desplazamiento o aflojamiento, lo que habría ocurrido previo a su muerte.

Conclusiones
El informe termina con 8 antecedentes que confirmarían la intervención de terceros en la muerte de Tomás, pero sin establecer un nexo explícito con Jorge Escobar, el único imputado.

De la misma forma, el reporte confirmaría que el niño sufrió abuso sexual previo a su fallecimiento. Esto basado en dos antecedentes sobre los que aún falta realizar pericias, siendo lo principal el hallazgo de elementos dentro de su boca que “por su posición y protección muscular no son explicables por una contaminación postmortem”, los cuales deberán ser sometidos a un análisis genético.

“Los hallazgos anteriormente descritos son compatibles con una violación por cavidad oral”, acusan los profesionales.

Este informe sería clave este jueves en la audiencia en la Corte de Apelaciones de Concepción, aunque todavía se maneja “una causa indeterminada de muerte” y con un imputado sobre quien la Fiscalía buscará se decrete su prisión preventiva bajo cargos de homicidio calificado.


PUBLICIDAD
Comentarios

Cargando...
PUBLICIDAD
Loading...