PUBLICIDAD
Policial

40 años de presidio perpetuo calificado para autor de doble homicidio en Palmilla

VIERNES, 18 DE NOVIEMBRE DE 2011
Publicador por

Carla Dinamarca Miranda


Luego de casi dos años de investigación por parte de la Fiscalía de Santa Cruz y la Brigada de Homicidios (BH) de la Policía de Investigaciones (PDI) de Rancagua, se pudo establecer que el móvil de este hecho fue la venganza.


PUBLICIDAD

Tras los asesinatos, en noviembre de 2009, personal del Labocar se hizo presente en el sitio del suceso, determinando que las lesiones fueron producidas por siete impactos de bala.

A la pena de 40 años de presidio perpetuo calificado fue condenado Óscar Carrasco Carrasco, quien el pasado 27 de noviembre de 2009, asesinó a dos personas cuando transitaban por la Ruta 90, en la comuna de Palmilla. Durante el juicio, el Ministerio Público entregó todas las pruebas para establecer la responsabilidad de Carrasco en este hecho, antecedentes que acreditó el Tribunal, que además estableció que el móvil principal de este crimen fue la venganza.

Al respecto, el fiscal jefe de Santa Cruz, Víctor Bobadilla, indicó que en esa oportunidad “fueron asesinados dos jóvenes, uno de ellos salía la misma noche desde la  cárcel. En este sentido, la complejidad de la investigación es que no existían testigos directos del hecho, motivo por el cual el trabajo fue mayor. En esta instancia se recuperó evidencia y testimonios, indicios que todos unidos nos permitieron establecer que Carrasco era el culpable”.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada del 27 de noviembre de 2009, cuando José Luis Puebla transitaba en su moto en cercanías de la cárcel de Santa Cruz. En ese momento, vio a Ricardo Méndez que estaba esperando locomoción. Puebla se ofreció para llevarlo y minutos después, en la Ruta 90,  fueron abordados por Óscar Carrasco que transitaba en un vehículo, quien les disparó provocándoles la muerte. Al lugar, llegó personal del Laboratorio de Criminalística de Carabineros (Labocar) que realizó las pericias en el sitio del suceso, y en los cuerpos de ambas víctimas, determinando que las lesiones fueron producidas por siete  impactos de bala.

Ante el móvil del doble homicidio, el fiscal Bobadilla precisó que “en el juicio se acreditó que la motivación, respecto a Méndez fue la venganza, ya que ambos se dedicaban al robo de vehículos y otros delitos relacionados con drogas. Ante esto,  Carrasco se convenció que en un minuto Méndez fue quien lo delató con las policías entregando antecedentes para perjudicarlo. Él se vengó y planificó su muerte, se hizo de armas y al fin de no dejar testigos del hecho asesinó a su acompañante, que no tenía nada que ver”.

En esta misma línea, el jefe de la Brigada de Homicidios (BH) de la Policía de Investigaciones (PDI) de Rancagua, Juan Sánchez, señaló que “estamos satisfechos con la sentencia del Tribunal, que fue gracias al trabajo en equipos de los peritos y la coordinación eficiente del Ministerio Público”. Asimismo agregó que “una de las pruebas para acreditar el homicidio fue el contexto previo, la confesión del condenado y la pistola que fue periciada, la que  fue encontrada seis meses después del delito».

 


PUBLICIDAD
Comentarios

Cargando...
PUBLICIDAD
Loading...