PUBLICIDAD
Actualidad

9 comunas de la región en fase 1 aumentaron los casos activos

VIERNES, 23 DE ABRIL DE 2021
Publicador por

Danya Ríos

Periodista El Tipógrafo

Representantes de las comunas en confinamiento analizan explicaciones a este fenómeno.


PUBLICIDAD

No hubo anuncios desde el Ministerio de Salud en el plan “Paso a Paso” para la región de O’Higgins este jueves, por lo que se mantienen 21 comunas en cuarentena. La más duradera es la de Rengo, que el pasado martes 20 cumplió dos meses con la medida restrictiva.

En medio de una cuarentena sumamente extensa, las cifras reflejan que no ha sido particularmente efectiva, ya que el sábado 20 de febrero, al comenzar a regir la medida, Rengo registraba 91 casos activos, número que este jueves 22 de abril subió a 100.

Y esta comuna no es una excepción en la región, porque al cotejar los datos entre los días de ingreso a cuarentena a la fecha actual, 9 de las 21 comunas que se mantienen en fase 1 reportan más casos activos.

Rengo cumplió el pasado 20 de abril dos meses en cuarentena

A Rengo se suman San Fernando, que subió de 212 a 247 casos activos en casi un mes y medio en cuarentena; Chépica, que desde el 20 de marzo subió de 30 a 35 casos activos; Chimbarongo que desde el mismo 20 de marzo ha tenido un aumento considerable de 75 a 115 casos activos; Graneros que desde el jueves 25 de marzo aumentó de 107 a 127 casos activos.

Lo mismo sucede con Codegua, en cuarentena desde el 3 de abril, que pasó de 34 a 47 casos activos; Requínoa, de 62 a 87 casos activos; Mostazal de 36 a 66 casos activos, ambas comunas desde el 8 de abril en cuarentena. Y finalmente Marchigüe, que subió los casos activos de 18 a 20. 

A considerar también es el caso de comunas como Palmilla, que está en cuarentena desde el 6 de marzo y solo ha bajado en 3 las personas con la patología activa, de 31 a 28. O Las Cabras y San Vicente, que han bajado en un caso, de 42 a 41 y de 85 a 84, respectivamente.

Extensas cuarentenas en O’Higgins que -de acuerdo a los datos contrastados- no están teniendo la eficacia requerida en el control del virus. Por ello vale preguntarse qué está ocurriendo en las comunas de la región, si se están aplicando correctamente o que factores están influyendo para que los índices de contagio no bajen lo suficiente para avanzar en el plan de desconfinamiento.

Rancagua mantiene a este jueves 22 de abril 400 casos activos

“Creemos que al igual que la primera vez, la cuarentena fue una decisión un tanto tardía”, analiza Eduardo Soto, el alcalde Rancagua, comuna que si bien ha bajado los contagios tras casi un mes en cuarentena -pasando de 498 a 400 casos activos desde el jueves 25 de marzo- sigue concentrando los contagios diarios y activos de la región.

La capital regional sigue manteniendo índices de movilidad preocupantes, pese a estar en cuarentena. De hecho, Soto reconoce que “uno advierte que los números y las cifras no han bajado en forma como uno quisiera y lamentablemente da la sensación de que las cuarentenas van perdiendo cada vez más efectividad, por muchos motivos, pero en la práctica es así”.

El alcalde rancagüino apunta a uno de los factores del porqué no baja la movilidad a la falta de apoyo económico estatal, ya que no le pueden pedir a la gente que se quede en su casa si no tiene dinero para sus gastos básicos. 

Soto dice que las medidas «tienen que ir aparejadas con el respaldo económico para las familias”.

Al componente social que no ha permitido bajar la movilidad también apuntó el alcalde de Rengo, Carlos Soto, quien calificó a la situación de su comuna de “crítica”, tras más de 60 días de confinamiento.

“Las características de la comuna de Rengo demuestran que hay mucha gente que vive del trabajo diario, del trabajo estacional y no puede salir. ¿Con qué seriedad se están tomando este tema de la pandemia? Si la gente no tiene qué comer, no puede estar en su casa”, declaró el edil renguino.

En Graneros, la alcaldesa (s) Miriam Jorquera, apunta a que en la comuna confluyen una variedad de factores que han hecho la cuarentena poco efectiva en la disminución de casos.

De estos, resalta particularmente que “la gente en Graneros, en su mayoría realiza trabajos agrícolas y las agrícolas no han parado la producción, siguen asistiendo a trabajar”.

Agrega que “es para trabajar y llevar el pan a sus casas, entonces, es complicado decirle ‘usted no va a trabajar’ y quedan sin los recursos”.

Asimismo, Jorquera apunta a la cercanía con la capital regional, señalando que “somos el dormitorio de Rancagua, la gente sale, va a trabajar a Rancagua, la mayoría en distintas partes, entonces ahí vuelven en las noches y se producen los contagios”.

En San Fernando a casi un mes y medio del comienzo de la cuarentena subieron de 212 a 247

En San Fernando reconocen que “han sido semanas bastante complicadas para la comunidad, para todos los habitantes de la comuna, debido a que tenemos una cuarentena bastante larga”.

“No obstante, han subido considerablemente los contagios, hemos tratado de implementar estrategias, acciones que propendan a bajar los casos, las cuales no han tenido un resultado positivo”, precisa Franco Hormazábal, director de Desarrollo Comunitario (Dideco) y encargado del Comité de emergencia y protección civil de la comuna.

El desplazamiento de las personas es algo que no han podido controlar; un punto que Hormazábal declara que “dificulta que se haga una cuarentena efectiva”.

A su vez, hay otro punto que preocupa particularmente al municipio de San Fernando y que aseguran ayudaría a bajar los contagios. Se trata de la instalación de más residencias sanitarias, ya que actualmente solo hay una.

Hormazábal asegura que para disminuir los casos, “hay que facilitar las condiciones necesarias a las personas que han dado positivo” y que “es irrisorio que no se haya habilitado una segunda e incluso una tercera residencia sanitaria, sabiendo cuál es el nivel de contagios y casos activos que tenemos como comuna”.


PUBLICIDAD
Comentarios

Cargando...
PUBLICIDAD
Loading...