La región de O’Higgins aporta con su viticultura a que Chile sea el quinto productor mundial de vino

Publicado el 8 noviembre, 2019 Por Erika Pulgarin

Junto con la minería y la agricultura, la viticultura es una parte esencial de la economía regional en la Región de O'Higgins.

La ley chilena define la región vinícola «Valle Central» a los valles de Maipo, Rapel, Curicó y Maule. El Valle de Rapel ubicado en la región de O’Higgins incluye los Valles Cachapoal y Colchagua, y es el hogar de cerca de 36.000 hectáreas de viñedos.

El Valle Central está situado aproximadamente entre las latitudes 33° y 37°, equidistante del Ecuador con el sur de España, Gibraltar y el norte de Marruecos.

A medida que Chile se encuentra relativamente aislado del resto del mundo por sus fronteras naturales del Océano Pacífico, el desierto de Atacama, los Andes y la Antártida, no fue tan vulnerable como sus homólogos europeos a las potencialmente devastadoras plagas como la filoxera. Esto permite a las viñas chilenas laboriosos y costosos procesos de injerto de variedades más resistentes a su rizoma. Permite a los viñedos ahorrar una gran cantidad de tiempo y dinero, además de que mantiene una «pureza» de la cosecha sembrada que es evidente al probar el vino.

El Valle Central y la Región de O’Higgins, en particular, también disfrutan de terreno excepcionalmente fértil, así como una ubicación favorable entre los Andes y la cadena de montañas de la Cordillera de la Costa. Esto proporciona una protección natural contra el viento y la lluvia costera y evita que el aire caliente y seco se escape de la zona.

Una temperatura promedio en verano oscila entre los 15 a 30 °C, y el Valle Central goza de un clima mediterráneo templado, algo similar a los de las renombradas regiones vinícolas de Burdeos y California. En el área se ven pocas lluvias durante ocho meses al año, complementando con largos días de sol. La fuerte caída de la temperatura durante la noche es causada por el aire frío de los Andes, lo cual mantiene altos niveles de acidez en las uvas, lo que crea una combinación única de flavonoides que dan al vino chileno un contenido antioxidante y  de resveratro más alto.

Más de veinte variedades de uvas se cultivan en Chile, la mayoría de los cuales son cepas españolas y francesas. El Valle de Rapel es muy distinguido por su producción de vinos tintos y blancos, donde entre los tintos se encuentran el Merlot, Malbec, Cabernet Franc, Syrah, y el redescubierto Carménère, mientras que los blancos incluyen el Chardonnay, Sauvignon Blanc, y en menor medida, Chacolí y Viognier.

Los valles de Colchagua y Cachapoal  aportan de manera importante a que Chile sea el quinto mayor productor de vino del mundo. Además hay varias producciones de vinos que nacen de las viñas aledañas a Santa Cruz.

El Valle de Cachapoal representa la mitad norte del gran valle de Rapel ha sido tradicionalmente conocida por sus variedades tintas, particularmente Carmenere, Cabernet Sauvignon y Merlot, que representan aproximadamente el 80% de la producción total de la región. Por su parte,  el Valle de Colchagua está ubicado en la mitad sur del Valle de Rapel, Colchagua ha evolucionado en los últimos quince años desde una tranquila extensión de tierras agrícolas a una de las regiones vitivinícolas más grandes y activas del país.

Fiestas de la vendimia

Las fiestas de la vendimia comienzan a celebrarse al finalizar el verano y son una instancia donde se une la tradición del campo chileno y la cultura. Una celebración multicultural donde se dan a conocer tradiciones típicas y gastronomía local, una fiesta que atrae tanto a locales, visitantes, y a todos amantes del buen vino.

En el Valle de Colchagua la fiesta del vino se celebra generalmente durante los primeros días de marzo. Se trata de uno de los valles viñateros más importantes de Chile y, por lo mismo, su fiesta de la vendimia es una de las más esperadas. En este 2019 cumplió 20 años de celebración en Santa Cruz

La Fiesta de la Vendimia en Pichidegua se desarrolla en el Molino de Santa Amelia, una histórica infraestructura que alberga historias desde la época de la Hacienda. Se realiza generalmente los primeros días de mayo, y participan las principales viñas del Valle de Almahue, viñas Alchemy, Clos de Luz, Vial Concha, Los Cardos y Viña Rosario. Estas producen a partir de viñas ubicadas en la comuna de Pichidegua, obteniendo vinos de gran calidad, comercializados en importantes circuitos internacionales.

Por su parte Rengo, celebra su vendimia en medio de una gran fiesta que reúne a más veinte viñas que muestran al público asistente sus cepas, siempre acompañado de buena gastronomía y música. Este tipo de atractivos siempre seduce a los turistas, por lo que es una buena ocasión para que los visitantes conozcan la región de O’Higgins.

Noticias Relacionadas