Graneros: Las versiones del confuso altercado donde alcalde fue golpeado y una concejal detenida

Publicado el 15 abril, 2019 Por Equipo de Corresponsales

Una situación que ejemplifica el tenso clima que se vive hace meses al interior del concejo municipal.

Durante una ceremonia municipal de entrega de subvenciones a diversas organizaciones de la comuna de Graneros, realizada en la Casa de la Cueca, se produjo un altercado entre el alcalde Claudio Segovia y cuatro integrantes del concejo municipal, que terminó con la concejal Teresa Elgueta detenida en la Comisaría.

Una situación que, según los vecinos de la comuna, es parte de un tenso clima que se vive en el concejo municipal desde hace ya varios meses.

En esta oportunidad, las diferencias entre los concejales y el jefe comunal se trasladaron a la ceremonia que se llevó a cabo en la Casa de la Cueca.

Todo comenzó en medio del discurso del alcalde, momento en que los ánimos se fueron caldeando.

Una de las autoridades que estaba presente en la ceremonia fue la concejal Raquel Campos, quien asegura que el alcalde “en la Casa de la Cueca  nuevamente nos ofendió, el nuevamente mintió descaradamente diciéndole a la gente cosas que no corresponde, miente descaradamente ante la ciudadanía, diciendo que nosotros no lo dejamos trabajar (…) esto ya fue la gota que rebasó el vaso y lamentablemente sucedió esto”.

Por su parte, Claudio Segovia recuerda: “Al terminar mi discurso me iba acercando a mi puesto cuando fui abordado por concejales de la ciudad. Me increparon con garabatos y con una serie de improperios de un alto calibre, inapropiados para las autoridades”.  Tras ello, asegura “fui golpeado por la concejala Teresa Elgueta, y empujado por el resto de los concejales”.

La concejal aludida reconoce que en su discurso, el alcalde “destacó que no queríamos avances para la comuna (…) Cuando él sale hacia afuera, yo lo encaro para decirle por qué tanta mentira de parte de él”. Tras esto “va una persona y me empuja por detrás y me bota, eran funcionarios de él, me empujaron y me hicieron tira mi celular donde yo caí”.

Elgueta reconoce que posterior a la caída “yo le di una bofetada” y asegura que “yo no se quién a él le hizo rasguños en su cara, yo no tengo ni uñas, no tengo nada en mis manos, así que no sé quién le provocó a eso, porque es una persona tan mentirosa.  A mi parecer él llevó a cabo esas lesiones que constató en el hospital,  se las provocó él mismo”.

Es que según Segovia “aparte de empujones y chamarreos, recibí golpes de pies y puños en mi rostro, (los que) fueron calificadas como lesiones leves”.

El alcalde dice que los otros concejales presentes en la entrega de las subvenciones fueron Bastián Loaiza, Raquel Campos y José Castro, “quienes también con improperios se dirigieron hacia mi persona y de alguna manera provocaron preocupación de los asistentes”.

“En ese sentido, lo más lamentable, lo más delicado hace relación  con que el rol que desempeñan las autoridades que tiene que estar basado en un ejemplo, el ser ejemplo de convivencia, de vida, de acción pública y esto frente a los dirigentes y en un local público fue justamente lo contrario”, refirió el alcalde.

Tras este altercado, Segovia interpuso una  denuncia en Carabineros.

Por ello, la concejal Elgueta debió pasar la noche detenida en la Comisaría de Graneros, para pasar a la justicia el viernes por la mañana. “Me sacaron con esposas al Juzgado de Garantías”, recuerda.

Tras la audiencia, Teresa Elgueta quedó en libertad pero con una medida cautelar de no acercarse al alcalde en términos agresivos. Además, se fijó un plazo de 60 días para investigar los hechos.

Segovia sostiene que “le propusimos (al juzgado) la posibilidad que pueda participar en el concejo, pero no puede ella acercarse a mí para poder provocar golpes y acciones como las que ya se realizaron”.

Para el alcalde este tipo de situaciones habla de “una lesión a la convivencia que es lo que de verdad me preocupa (…) Personas que detentan un cargo público y que tienen una responsabilidad hacia la sociedad puedan actuar de esta forma, inadecuada, improcedente, es ilegítima”.

“Siempre le he solicitado al alcalde trabajar en unidad por el bienestar de la comuna nada más, uno aquí no está trabajando por un bien común de uno, sino está trabajando por la comunidad. Él dice que yo soy una persona ambiciosa, que quiero poder, no es así, el bienestar de la comuna es lo principal”, señala Elgueta, quien reconoce que su intención es ser candidata a alcalde en la elección del próximo año.

Para la concejal Raquel Campos “esto es producto de las innumerables veces que el alcalde nos ha basureado, nos ha pisoteado, ha vulnerado nuestros derechos como mujeres”. Insiste en que él ha tenido desde que asumió, una persecución horrorosa, el hecho de ser fiscalizadoras y de cumplir nuestro rol fiscalizador. No nos ha permitido trabajar y nos ha perseguido de manera horrorosa. Es una persona que hace uso y abuso del cargo que tiene”.

Campos dice que “siempre hemos estado llanas a colaborar, a aprobar cuando se trata de  proyectos que van en beneficio de la comuna, nunca nos hemos negado”.

Noticias Relacionadas