¿Aún no sabes qué carrera estudiar?: Considera estos factores para decidir

Publicado el 12 noviembre, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Esto debe resolverse con tiempo, sin presiones, recomienda la psicóloga de la U. San Sebastián, Evelyn Carrasco.

Para aquellos estudiantes que cursan cuarto medio el término de este año no solo significa despedirse de amigos y más de 12 años de colegio, sino marca el comienzo de lo que será su vida profesional.

Qué estudiar, cómo saber si se está eligiendo lo correcto, el miedo a equivocarse y con ello el costo económico que trae aparejado, no son temas menores a resolver, por lo que la orientación y saber reconocer qué potencialidades y debilidades se tienen es necesario tener despejado antes de tomar una decisión.

A juicio de la psicóloga de la U. San Sebastián y experta en orientación vocacional, Evelyn Carrasco, lo primero que debe tener claro un joven es que la elección vocacional “es una decisión que se construye a lo largo de la vida, es decir, no es un suceso, sino un proceso que se ha ido conformando día a día”.

Asimismo, considera que es necesario tener claridad en ciertos aspectos personales que inciden en la elección, así como en información relevante del entorno, por ejemplo:

Intereses: Hay que preguntarse: ¿qué me agrada o no me agrada hacer?, ¿en qué actividades disfruto invirtiendo mi tiempo? Las respuestas pueden orientar la elección.

Aptitudes, habilidades y destrezas: preguntarse ¿en qué me siento más o menos hábil?, ¿cómo me defino en términos de fortalezas y debilidades?, ¿en qué actividades rindo con mayor facilidad?

Características de personalidad: algunas pueden favorecer el bienestar y el desempeño exitoso en una carrera o, por el contrario, pueden ser obstaculizadoras e incluso contraproducentes.

Información detallada de carreras e instituciones: siempre es importante una búsqueda activa de información: ¿qué carreras se ofrecen y dónde?, ¿qué ofrecen en cuanto a infraestructura, mallas curriculares, aranceles, cuerpo docente, acreditación, etc.?

Expectativas de futuro: preguntarse sobre lo que yo espero de una determinada carrera: ¿bienestar económico?, ¿conocer gente diversa?, ¿ayudar a otros en algún plano?, ¿obtener prestigio? Esto da una perspectiva más clara y realista.

Condiciones familiares, socioeconómicas y geográficas: analizar la situación socioeconómica personal y familiar ¿cómo se financiará la carrera?, ¿hay presiones para estudiar cierta carrera?, ¿podría estudiar fuera de la ciudad o del país?, esto según la profesional facilitará la toma de decisión.

“Es esencial no apurarse demasiado. La elección de carrera es un momento importante, pues se invertirá tiempo, energía y recursos económicos en un proyecto”, aconseja la psicóloga.

Noticias Relacionadas