Escuela Cerrillos de Doñihue será pionera en la aplicación del método Montessori 

Publicado el 23 mayo, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Profesores se están capacitando con entusiasmo, ya que valoran positivamente los cambios que están por venir. Asimismo, las aulas lucirán completamente renovadas con los materiales necesarios para llevar adelante este sistema de enseñanza.

En el ámbito educativo el método Montessori se caracteriza por proveer un ambiente preparado: ordenado, estético, simple, real, donde cada elemento tiene su razón de ser en el desarrollo de los niños. Promueve naturalmente la socialización, el respeto y la solidaridad. El ambiente preparado ofrece al niño oportunidades para comprometerse en un trabajo interesante, elegido libremente, que propicia prolongados períodos de concentración que no deben ser interrumpidos. La libertad se desarrolla dentro de límites claros que permite a los niños convivir en la pequeña sociedad del aula.
La Escuela Cerrillos, en la comuna de Doñihue, se está preparando parta comenzar el segundo semestre con este sistema de educación. Esto supone una capacitación de los profesionales y la implementación física de las aulas. Verónica Gálvez, directora de la Escuela Cerrillos, explica que aplicar el método Montessori significa “un tremendo desafío”. Dice que “nosotros, por las particularidades de nuestra escuela, hemos pensado en conjunto con el jefe del Daem, encargados de UTP, etc. que esta escuela reúne los requisitos para implementar este método. Primero, porque es una escuela pequeña, trabajamos con pocos niños, y trabajamos en cursos multigrados; es decir, tenemos dos cursos dentro de una sala”.
Añade que “una de las ventajas que vemos es el trabajo personalizado con los niños, ellos van a ir avanzando de acuerdo a sus necesidades, a lo que requieren, y pensamos que van a aprender con mucho más claridad. Es un método más lúdico, pensamos que los aprendizajes van a ser mejores”.
En cuanto a la puesta en marcha del sistema la directora comenta que “la primera etapa es de capacitación, nos estamos capacitando todos los docentes y asistentes de la escuela para trabajar con el método y estamos tratando de implementar ciertas pequeñas cosas típicas del método dentro de las aulas”.
Estos materiales en las salas permiten a los niños investigar y explorar de manera individual e independiente. Posibilitan la repetición, lo que promueve la concentración. Tienen la cualidad de aislar las dificultades, es decir, cada uno introduce una única variable, un solo concepto nuevo, aislándolo y dejando los demás conceptos sin modificar. Los materiales tienen control de error: es el mismo material que le mostrará al niño si lo usó correctamente. De este modo los niños saben que el error forma parte del proceso de aprendizaje, logran establecer frente a él una actitud positiva, se hacen responsables de su propio aprendizaje, y desarrollan confianza en sí mismos.
En este sentido la docente aprovecha la oportunidad de “agradecer la confianza, el apoyo del Daem y del municipio. Pronto vendrán fondos con los cuales podremos empezar a implementar las salas de clases”.
En la Escuela Cerrillos estudian 60 niños repartidos entre prekinder y sexto básico. Unas 20 personas trabajan en este colegio, que se apronta a un cambio total.
De esto da cuenta Andrés Cuevas, profesor de matemáticas y de educación física, quien admite que “para nosotros es un desafío grandísimo pero es una metodología muy linda, ya que en ella hemos encontrado yo creo que lo que siempre ha querido un profesor: enseñar desde los juegos, no esa antigua pedagogía donde el profesor era el centro de todo, sino que el niño ahora es protagonista de su propio aprendizaje y eso a nosotros nos llena de felicidad”. Por estos días, dice el profesor Cuevas, “nosotros estamos súper motivados, hemos conocido el material y cada día que conocemos más material, más motivados quedamos”. En este sentido comenta que “vinieron a hacer una pasantía y todos los profesores estábamos jugando como niños, uno está vivenciando lo que ellos van a sentir más adelante. Somos pioneros a nivel nacional en aplicar esta metodología, eso nos tiene felices”.
En la misma línea opina la docente Bárbara Espinoza, quien considera que acoger el método Montessori “es maravilloso porque es un cambio de estructura importante pero que nos facilita el trabajo para nosotros y también para los chicos. Potenciamos la autonomía, que eso es algo importantísimo en toda la vida, entonces los chicos van trabajando el autocontrol, la autonomía guiándose por ellos mismos, van aprendiendo según sus propios intereses y eso es súper entretenido para ellos”. Agrega que “son actividades desafiantes las que tenemos que proponerles, entonces igual ellos van a estar más interesados por aprender”.

La Escuela Cerrillos es pionera en implementar la metodología Montessori en establecimientos de educación municipalizada, específicamente en educación básica.

En este sentido el municipio de Doñihue trabaja en cuatro líneas para la correcta implementación del método: en primer lugar, que la infraestructura esté adaptada al niño; una segunda línea es la compra de material didáctico y su adaptación curricular en el contexto chileno, para lo cual se implementarán las salas, que quedarán segmentadas de 3 a 5 años, otro grupo de 6 a 9 años y el tercer grupo de 10 a 12 años.
Otro pilar es la formación del profesorado, el cual está orientado a lo teórico y práctico con pasantías nacionales e internacionales. Por último, un factor clave es el trabajo con la comunidad. Es una propuesta consistente, pionera, que está resolviendo variadas dificultades en el ámbito curricular dentro de la legalidad vigente.

Noticias Relacionadas