Solo el 1% de alumnos de educación superior de O’Higgins podrá optar a gratuidad en 2016

Publicado el 5 noviembre, 2015 Por Equipo de Corresponsales

El Instituto de Estudios Bancarios Guillermo Subercaseaux es la única institución que en la Región cumple con los requisitos.

Durante esta jornada, la Cuarta Comisión Especial Mixta se votarán los recursos asignados al Mineduc sobre la gratuidad para la educación superior. Lo anterior, luego que el lunes la instancia alcanzara solo a decidir los montos destinados a la Agencia de Calidad de la Educación y para la Junaeb.

La antesala a la votación no ha estado exenta de polémicas, ya que desde la oposición han insistido en que rechazarían la propuesta por considerarla “arbitraria, sesgada y abusiva para miles de estudiantes de escasos recursos”.

Incluso desde la Democracia Cristiana (DC) advierten que tal como está el proyecto, los parlamentarios no darán sus votos. En esta línea , el diputado Pablo Lorenzini anticipó que recién la próxima semana, en el marco de la comisión mixta presupuestaria, podría resolverse el tema de la gratuidad. Pero no más allá de ese plazo.

La polémica en torno a la gratuidad también ha tocado fuerte a las regiones, especialmente a la de O’Higgins. Es que en la zona solo el Instituto de Estudios Bancarios Guillermo Subercaseaux cumple con los requisitos para acogerse a esta reforma. Según datos del director de la sede Rancagua, Cristián Pérez,  la gratuidad podría beneficiar al 80% de su matrícula, o sea, a 320 alumnos.

Cifras de la Comisión Nacional de Educación revelan que 29.024 estudiantes cursan carreras en las universidades, institutos profesionales y centros de formación técnica de O’Higgins. Por lo tanto, en la actualidad solo el 1% de estos podría acceder a la gratuidad en 2016.

Una realidad que fue adelantada en conversación con diario El Tipógrafo por el vicerrector de la sede Rancagua de la Universidad Tecnológica de Chile, Inacap, Tony Gunckel. «Las instituciones que se van a poder acoger a la gratuidad, de acuerdo a los parámetros que hasta el momento se han indicado, serían un porcentaje muy bajo”, aseguró el académico.

Situación que fue criticada por el rector de Santo Tomás Rancagua, Manuel Olmos, quien expresó que “nos parece un escenario bastante negativo, ya que se hace en función de una normativa arbitraria hacia las instituciones privadas y que lamentablemente no nos deja mucha alternativa”.

Misma crítica compartió el director Ejecutivo de AIEP en Rancagua, Roberto Urrutia, quien sostuvo que la gratuidad “no tiene el foco y la mirada en los estudiantes, sino que en el fondo es en instituciones que cumplen con ciertas condiciones y requisitos”.

En la misma línea, la vicerrectora de IPChile sede Rancagua, Alejandra Rüttimann, señaló que “la forma en que ha sido planteado el sistema de gratuidad para el 50%de los alumnos más vulnerables incorpora graves discriminaciones para los alumnos de Institutos Profesionales (IP) y Centros de Formación Técnica (CFT).

Finalmente, el director de la sede Rancagua del Instituto Profesional IPG, Octaviano Torres, sostuvo que para la gratuidad “se pidió tener acreditación y no tener fines de lucro. Creo que eso fue un filtro fuerte porque de todos los CFT e IP que hay, solo ocho cumplieron con ese filtro, o sea, dejaron a la gran mayoría de los alumnos que están desde el decil cinco hacia abajo fuera”.

Instituciones no acreditadas

Si bien en O’Higgins será solo una la institución que podrá optar a la gratuidad, la Universidad de Aconcagua (UAC) y la Universidad La República esperan en el mediano plazo contar con uno de los requisitos que pide el sistema: la acreditación.

Así lo confirmó la directora de la U. La República sede Rancagua, Cecilia Moreno, quien adelantó que en 2017 la Comisión de Acreditación de la casa de estudios «se presentará ante la Comisión Nacional de Acreditación (CNA)” y agregó que «si lo vemos desde nuestra vereda, la polémica que ha generado la gratuidad, desde los diferentes frentes, es beneficioso ya que al momento de resolverse nosotros ya sabremos qué caminos seguir para poder optar a este beneficio”.

Por su parte, el director de la sede Rancagua de la UAC, Christian León, señaló que su desafío como universidad ante los anuncios de la gratuidad “es mejorar cada día más al interior de nuestra comunidad educativa, dando cuenta de un plan estratégico de acreditación, teniendo como primer objetivo para el 2016 acreditar nuestra Escuela de Derecho”.

Noticias Relacionadas