PUBLICIDAD
Columnas de Opinión

Vacunación, Estado y Constitución

LUNES, 22 DE FEBRERO DE 2021

La decisión de “municipalizar” la administración de las vacunas es un ejemplo de descentralización de la política pública.


PUBLICIDAD

En distintas instancias hemos planteado que el proceso constituyente es una oportunidad para modernizar el Estado, para remozarlo, despolitizarlo y dotarlo de eficacia en favor de las familias chilenas.

La vacunación masiva nos permite ver concretamente a qué nos referimos con esto, porque hay que decirlo, la seriedad y buena gestión del proceso vacunatorio es un orgullo para Chile y podemos sacar muchas lecciones de él. Veamos:


Primero, la negociación por tener las dosis suficientes en Chile antes que en tantos otros países, habla de una gestión seria y oportuna cuando más se la necesitaba.

Segundo, la decisión de “municipalizar” la administración de las vacunas es un ejemplo de descentralización de la política pública, reconociendo la capacidad instalada y la realidad local diversa de cada territorio.

Esta misma ejecución en base a las municipalidades es un ejemplo de la necesaria despolitización de las prestaciones públicas claves. Tratándose de algo tan vital como la vacuna, era fundamental no dar espacio a la discrecionalidad política que termina afectando a los ciudadanos según el partido al que pertenecen sus autoridades locales. Y aquí también el gobierno estuvo a la altura.


En definitiva, la vacunación masiva en curso, es un ejemplo de una política pública bien hecha, oportunamente planificada y eficazmente ejecutada.

Ese es el camino para el proceso constituyente, modernizar nuestra institucionalidad para lograr verdaderas políticas de Estado, despolitizadas y descentralizadas, con el foco puesto en lo importante: en este caso proteger a la población de la pandemia histórica que nos aqueja. Bien por Chile.


PUBLICIDAD
Comentarios

Cargando...
PUBLICIDAD
Loading...