PUBLICIDAD
Actualidad

Ciclovías en Rancagua: Los pro y contras del plan municipal que fomenta el uso de la bicicleta

MARTES, 19 DE ENERO DE 2021
Publicador por

Norelis Vilchez

Periodista El Tipógrafo

Ciclistas aplauden esta política pública, que es resistida por automovilistas y afecta también a los dueños de locales comerciales.


PUBLICIDAD

Si bien Rancagua se ha convertido en referente nacional por sus más de 58 kilómetros de ciclovía que conectan, principalmente, con el centro de la ciudad, hay quienes a diario manifiestan su desacuerdo con esta política pública que, entre otras cosas, tiene un enfoque en la movilidad sustentable.

La aplicación del Plan de Fomento del Uso de la Bicicleta que desde hace años viene promoviendo la municipalidad de Rancagua, ha permitido que sea visible por las principales calles y avenidas la implementación de ciclovías que a diario generan en las redes sociales reacciones positivas por parte de quienes hacen uso de ellas. 

Incluso, vecinos de sectores más apartados de la ciudad -donde el acceso a la locomoción es más limitado- también piden su construcción para que el uso seguro de la bicicleta pueda ser una alternativa de traslado.

Sin embargo, no todos ven desde el mismo punto de vista la implementación de las ciclovías en la capital regional, que además ha acelerado su implementación como parte de las medidas sanitarias para evitar el uso del transporte público y por ende la aglomeración de personas por causa de la pandemia.

Quienes se trasladan en auto sienten que las ciclovías han contribuido a generar mayor congestión en el centro y que alternar ambas modalidades de circulación en una misma calle es engorroso.

También hay otro sector que ha manifestado su inconformidad con los espacios que se han tomado en el centro para que sea uso exclusivo de los ciclistas.

Se trata del comercio del casco central de Rancagua, desde donde señalan que esto les ha traído complicaciones y disminución en sus ventas, debido a que la disposición de estos espacios les ha restado estacionamientos para quienes van a hacer sus comprar, requerir sus servicios o simplemente descargar mercancía.

Ven con buenos ojos que el municipio efectivamente haga mejoras en la ciudad, pero que no sea solución para unos y desmejoras o problemas para otros. Manifiestan que además las ciclovías generan mucha congestión vehicular por falta de una regulación en las mismas.

Asimismo, expresan su descontento debido a que, según ellos, aunque pasan por las afueras de sus comercios, nunca se tomó en cuenta la opinión de este sector para ver si les afectaría eliminar los estacionamientos o no. Consideran que en todo caso debieron modificarse las calles o establecer en zonas que colindan con el casco central estacionamientos para que los ciclistas caminen hacia su destino.

Ante esta “problemática” algunos comerciantes exigen que se realice un estudio más global de movilización y que mientras ello sucede, se les devuelvan los espacios que consideran han perdido, también exigen se amplíen algunas calles que permitan un tránsito más fluido.

Candidata a la alcaldía Pamela Jadell: “Nuestra prioridad será implementar una cicloescuela para niños y niñas»

Más de 58 kilómetros de ciclovías se han construido en Rancagua como parte de una política pública que desde hace varios años viene impulsando la municipalidad. Sin embargo, mientras que unos las ven como una opción para dejar los vehículos en casa, otros critican que su construcción en el centro ha afectado a comerciantes y transportistas.

Ante estas posiciones encontradas de los rancagüinos, que a diario se expresan por las redes sociales, la candidata a la alcaldía de Rancagua por Chile Vamos, Pamela Jadell, destaca que este plan municipal que promueve el uso de la bicicleta «era una muy buena idea para la ciudad», pero reconoce que «se convirtió en un problema debido a la falta de diálogo en su implementación».

«Me preocupa que se sigan haciendo obras como la ciclovía de Millán, sin considerar que el regreso a clases aumentará la congestión del centro urbano de la comuna. Improvisar en tiempos de pandemia, es un grave error”, agregó Jadell.

En relación a la molestia de los comerciantes que consideran que les han robado espacios de estacionamientos, explicó que las decisiones del municipio han dificultado su labor. “El comercio de Rancagua necesita certezas y no improvisaciones que hoy sólo entregan incertidumbre. Este tipo de decisiones que nacieron del director de Secplac (Raimundo Agliati) afectan principalmente a las personas que son aquellos a los cuales nos debemos”.

Insistió en que “una ciclovía bien pensada e implementada con la participación de vecinos, no debería ser un problema. Sin embargo, la obsesión de sumar kilómetros ha llevado a las autoridades municipales a implementar ciclovías en calles que ya se encuentran saturadas, aumentando la congestión».

En cuanto a cuáles serían sus propuestas en esta materia de resultar electa alcaldesa de la capital regional, la candidata explicó que “mi primera medida como alcaldesa será crear una mesa de trabajo con reales expertos en la materia, pero por sobre todo vecinos, gremios comerciales, emprendedores, bomberos, ciclistas y transportistas y, de esta forma, terminar de raíz con las improvisaciones”.

“Nuestra prioridad será implementar una cicloescuela para niños y niñas, debemos educar en seguridad vial a nuestras próximas generaciones. Además, implementaremos biciestacionamientos con seguridad gracias a la nueva dirección de seguridad municipal”, adelantó.

Finalmente, en lo que respecta a que si este tema está contemplado dentro de su plan de gobierno, destacó: “Día a día los vecinos me comentan la situación de las ciclovías y sus efectos negativos en algunos sectores. Es por esto que nuestra prioridad será evaluar cada medida implementada y si hay que realizar cambios, los realizaremos a la brevedad siempre pensando en el bien de los vecinos y vecinas”.

Candidato a la alcaldía Juan Ramón Godoy: “Debemos potenciar planificación y desarrollo urbano» con participación ciudadana

Distintas visiones tiene la implementación de la red de ciclovías que son visibles en las principales calles y avenidas de Rancagua. Para los ciclistas,  una alternativa de traslado seguro, mientras que para quienes se movilizan  en autos y comerciantes, éstas les han robado espacios.

Para el candidato a la alcaldía de Rancagua por el pacto Unidad Constituyente, Juan Ramón Godoy, el rechazo que generan las ciclovías es consecuencia de la falta de un proceso participativo.

“Efectivamente hace falta mejorar todo lo que tiene que ver con la participación ciudadana, que precisamente es uno de nuestros cuatro pilares de trabajo para establecer un municipio abierto: participación, colaboración, transparencia y enfoque de género”, reveló.

Al ser consultado sobre la molestia de los comerciantes, especialmente del centro de Rancagua, que es donde más se ha promovido el uso de la bicicleta como medio de traslado, aseguró que «lo que falta ahí es el trabajo de una mesa sectorial con los comerciantes donde tratemos ese tema y todos seamos parte».

«Esto también está relacionado a la participación ciudadana y a la corresponsabilidad que queremos y debemos tener para lograr los cambios que se necesitan”, resaltó.

En cuanto a la posición de conductores que manifiestan que las ciclovías contribuyen a la congestión vehicular, Godoy manifestó que “la peatonalización es un tema del que se ha hablado desde hace varios años, con la idea de que en los bordes del centro se generaran puntos de intercambio de modalidad de transporte y que se ingresara en forma peatonal”.

“Decir que las ciclovías contribuyen a la congestión, claro, es así. Es decir, si no bajamos la cantidad de vehículos que entran al centro, claro que va a haber congestión. Debemos abordar una política integrada sobre cómo manejar los sistemas de transporte, privilegiando, primero al peatón, luego a las bicicletas y otros tipos de movilidades más sustentables que el vehículo”, destacó.

En lo que refiere a posibles propuestas en esta materia si resulta electo alcalde de la capital regional, resaltó que busca establecer un modelo de gestión abierto “donde seamos capaces de sentarnos a resolver los problemas en conjunto”.

“Debemos potenciar el área de planificación y desarrollo urbano con una mesa ampliada y participativa con la comunidad, con profesionales o expertos que puedan aportar también su visión”, precisó.

Por otra parte, en relación a  si este tema está contemplado dentro de su programa de gobierno comunal, el candidato aseguró que «está contemplado siempre con el pilar de la participación. Buscaremos que las y los vecinos sean parte de las decisiones y de la construcción de estos proyectos para mitigar el impacto que significa no solo la misma construcción, sino además la posterior implementación en temas de ordenamiento vial, congestión, entre otros”.

 
 


PUBLICIDAD
Comentarios

Cargando...
PUBLICIDAD
Loading...