PUBLICIDAD
Columnas de Opinión

Vejez, divino tesoro

JUEVES, 26 DE NOVIEMBRE DE 2020

Cuando ofendieron al senador Insulza, con sus hirientes frases, no sólo lo ofendieron a él, sino a todos los que, a pesar de una edad avanzada, aún creemos que somos capaces de aportar algo a la familia o la sociedad.


PUBLICIDAD

Parodiando a Rubén Darío, autor de la célebre frase “Juventud Divino Tesoro” título dado a un poema escrito en 1905 por el célebre poeta nicaragüense, quiero iniciar esta columna, para reivindicar el estado de vejez, torpemente atropellado por dos presuntos candidatos presidenciales, a los cuales no se les podría confiar la protección de la tercera edad si es que por desgracia fueran elegidos alguna vez presidente de la República. Cuando ofendieron al senador Insulza, con sus hirientes frases, no sólo lo ofendieron a él, sino a todos los que, a pesar de una edad avanzada, aún creemos que somos capaces de aportar algo a la familia o la sociedad.

Cuando la diputada Pamela Jiles, le señaló al senador Insulza “cámbiate los pañales y aprende” y el alcalde Jadue, le dijera al mismo senador que, “la demencia senil lo ataca de vez en cuando” por comentarios del senador en los cuales señaló no estar de acuerdo con algunas de las ideas populistas difundidas por estos políticos, quedó demostrado que estos aspirantes a la Moneda, carecen de habilidades o competencias blandas, tan necesarias para dirigir y relacionarse con las personas a gobernar. Lamentablemente no es primera vez que estos u otros personajes, se refieren a sus adversarios con frases agresivas para menoscabarlos. No es primera vez que, a las personas de la tercera y cuarta edad, se les menosprecia por sus años, olvidando sus detractores, que la fuente de la juventud no existe, y que irremediablemente también llegaran a viejos, y más de algún desatinado o desatinada también les faltara el respeto.

Se olvidan los que no respetan las canas, que la vida está hecha de instantes, y que cada uno de ellos llegara, aunque no quieran, a la vejez. Yo, que aún me siento joven a los 70 años, al igual que Borges en su Poema “Instantes”, a la edad a la que he llegado, solo diría que:

Si pudiera vivir nuevamente mi vida,
En la próxima trataría de cometer menos errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido,
de hecho, tomaría muy pocas cosas con seriedad.

Sería menos higiénico.
Correría más riesgos,
Haría más viajes,
Contemplaría más atardeceres,
Subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a lugares a donde nunca he ido,
comería más helados y menos habas,
tendría más problema reales y menos imaginarios.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,
solo de momento, no te pierdas el ahora…

(Fragmentos del poema “Instantes”, de Jorge Luis Borges)



Acerca de José Álvarez:
Nacido el 2 de septiembre de 1950 en Quillón, VIII región. Casado, tres hijos. Profesor de enseñanza media de historia y geografía, titulado en la Universidad de Chile, Santiago. Ejerció como profesor por 30 años en el actual Liceo de Adultos Francisco Tello y en el Instituto O”higgins de Rancagua. Ha ocupado los cargos de presidente del Colegio de Profesores de Rancagua y Seremi de Educación de la Región de O'Higgins. Tiene un post título en Administración Escolar y realizó una pasantía en la Universidad de Extremadura en la ciudad de Cáceres, España. Presidente de la DC de Rancagua 2019-2022.
PUBLICIDAD
Comentarios

Cargando...
PUBLICIDAD
Loading...