PUBLICIDAD
Columnas de Opinión

Los asuntos exteriores

MIÉRCOLES, 8 DE JULIO DE 2020
Abogado y exembajador

Los temas exteriores toman tiempo en materializarse, y sus efectos, salvo crisis violentas, llegan paulatinamente a los países, con distintos grados de incidencia.


PUBLICIDAD

Seguimos atentos al coronavirus, transformado en pandemia, y sus efectos relacionados. Son prioridad, hasta la vacuna. Sabemos que el mundo sigue andando, incluido el campo internacional, como he podido comentarlo con diferentes consecuencias que, siendo trascendentes, han quedado en segundo plano opacadas por la emergencia. Tampoco son, por lo general, motivo de especial atención para la ciudadanía que los observa de reojo, focalizándose en lo más urgente. Los temas exteriores toman tiempo en materializarse, y sus efectos, salvo crisis violentas, llegan paulatinamente a los países, con distintos grados de incidencia. Los titulares de todos los medios de comunicación, y hasta las redes sociales, tan influyentes ahora, no se dedican a ellos con igual destaque que los internos, más visibles para la vida diaria. Salvo para interesados, normalmente es así.

Un par de casos en que se ha consolidado el poder vigente durante los últimos meses conviene recordarlos, sin ser los únicos que desafían normas internacionales. Vladimir Putin se eterniza en el mando y control de Rusia casi de manera vitalicia. No llama la atención ni utiliza la fuerza sino en las elecciones previstas, donde los opositores son intrascendentes para el orden imperante desde hace ya veinte años. Su autoridad se acrecienta y se instala en Rusia otra vez, con un solo sistema y un solo protagonista, sin cambios ni riesgos electorales. ¿Pasaría el examen democrático? Seguramente no, dentro de los parámetros occidentales, nunca lo ha sido.

China, afianza el liderazgo creciente de Xi Jinping, que se yergue como figura de indiscutible gravitación interna y mundial, sin oponentes, afianzado en un sólido progreso económico-comercial. Sus planes son de largo plazo y su influencia crece, en la medida en que Estados Unidos se concentra en sí mismo, y Europa procura que no se desmorone su Unión Política y Comunidad Económica, plena de desafíos no resueltos. Apunta a mayores y más amplios dominios, con autoritarismo y determinación, actuando en la frontera con India, en Hong Kong, o el Mar del Sur, sin renunciar a Taiwán. Será una gran potencia por largo tiempo.

Son dos realidades que requieren acción y posicionamiento de los demás. Cualquier confrontación en política exterior, sería estéril, ni alteraría sus propósitos. Se requiere pragmatismo y tener conciencia de las capacidades propias, aunque no sean modelos de verdadera libertad y democracia.



Acerca de Samuel Fernández Illanes:
Abogado; Magíster en Derecho (U. Central); Embajador del Servicio Exterior de Chile. Diplomado en: Relaciones Internacionales UNITAR (N. York); Derecho Internacional CDI (Ginebra); y como Profesor de Relaciones Internacionales (Academia Diplomática de Chile). Expresidente Comités Jurídicos OMPI; FAO y UNESCO. Expresidente Comisión III Conferencia General FAO; y Asamblea General del Patrimonio UNESCO. Exprofesor del Collége des Hautes Études Européennes “Miguel Servet” (Université Paris 1 La Sorbonne). Hijo Ilustre de la Ciudad de Valparaíso (Chile). Presidente Subrogante de la H. Junta Directiva U. Central de Chile y académico de la misma institución. Analista Internacional en revistas universitarias; diarios, radios, televisión y medios de comunicación.
PUBLICIDAD
Comentarios

Cargando...
PUBLICIDAD
Loading...