Alcalde de San Fernando dice que ejemplo de arriero Sergio Catalán «traspasa las fronteras»

Publicado el 12 febrero, 2020 Por Arturo Alvarez

El hombre que salvó la vida de los rugbistas uruguayos extraviados en la Cordillera de Los Andes, falleció a los 91 años.

El pasado 23 de diciembre se habían cumplido 47 años del rescate de los rugbistas uruguayos del club Old Christians, cuyo avión se estrelló en plena Cordillera de Los Andes, a 3.600 metros de altura, en medio de un viaje a Chile. Y un hombre clave en el recate de 16 sobrevivientes fue el arriero de San Fernando, Sergio  Catalán, quien falleció este martes a los 91 años.

“Como sanfernandinos nos sentimos muy apenados por la muerte de don Sergio», dice el alcalde Luis Berwart, quien destaca «el legado que dejará a las nuevas generaciones”.

El jefe comunal recuerda que “don Sergio, quien proviene de una familia de arrieros que ha continuado con la tradición, fue protagonista de una epopeya que dio a conocer al mundo entero el nombre de San Fernando, contribuyendo de esta forma a hermanar aún más a los pueblos de Chile y Uruguay”.

Sergio Catalán fue distinguido como hijo ilustre de San Fernando el año 2008. “Es muy importante reconocer en vida a las personas y el ejemplo que el arriero Catalán nos dejará traspasa las fronteras”, aseguró el jefe comunal de la capital de la provincia de Colchagua.

El milagro de Los Andes

El accidente del vuelo 571 de la Fuerza Aérea Uruguaya ocurrió el viernes 13 de octubre de 1972. Es día, la aeronave, con 40 pasajeros y cinco tripulantes, que trasladaba al equipo de rugby Old Christians ―integrado por alumnos del colegio uruguayo Stella Maris―, se estrelló en las cercanías del volcán Tinguiririca.

Casi dos meses después, el 12 de diciembre de 1972, Nando Parrado, Roberto Canessa y Antonio Vizintín partieron en busca de ayuda, logrando llegar a la precordillera de San Fernando -en el sector Los Maitenes- solo Parrado y Canessa.

Al amanecer del día siguiente observaron  a un arriero en la otra orilla del río. Se trataba de Sergio Hilario Catalán Martínez, quien en ese entonces tenía 44 años, quien amarró una hoja de papel y un lápiz a una piedra, lanzándola a los uruguayos.

“Vengo de un avión que cayó en las montañas. Soy uruguayo. Hace 10 días que estamos caminando. Tengo un amigo herido arriba. En el avión quedan 14 personas heridas. Tenemos que salir rápido de aquí y no sabemos cómo. No tenemos comida. Estamos débiles. ¿Cuándo nos van a buscar arriba? Por favor, no podemos ni caminar. ¿Dónde estamos?”, rezaba el papel escrito por los sobrevivientes, palabras que marcaron el inicio del rescate que  dio la vuelta al mundo.

Noticias Relacionadas