Femicidios: ¿Dónde está fallando el sistema?

Publicado el 25 septiembre, 2019 Por Arturo Alvarez

Un nuevo caso de femicidio estremece a la región de O’Higgins. Esta vez una mujer de 47 años fue asesinada por su expareja en el sector de Idahue, en la comuna de Coltauco. Se trata del tercer delito de este tipo en lo que va del año en la zona, un caso que impacta no […]

Un nuevo caso de femicidio estremece a la región de O’Higgins. Esta vez una mujer de 47 años fue asesinada por su expareja en el sector de Idahue, en la comuna de Coltauco. Se trata del tercer delito de este tipo en lo que va del año en la zona, un caso que impacta no solo por la frialdad del crimen –la mujer fue baleada en 4 oportunidades- sino que también por la historia que rodea este hecho: El principal sospechoso tenía una orden de alejamiento. Pero no solo eso, el hombre ya había sido formalizado en julio por amenazas, y pesaban en su contra las medidas cautelares de arresto domiciliario nocturno y arraigo nacional. Medidas que claramente no fueron suficientes para evitar este crimen.

Inmediatamente nos viene a la memoria el caso de la muerte de la joven Helen Barra, de 20 años, en la comuna de Chimbarongo, quien fue asesinada por su pareja a fines de junio. La mujer ya había denunciado hechos de violencia intrafamiliar ante la Fiscalía, en abril de este año, por lo que su causa fue derivada al Tribunal de Familia a principios de mayo. Ahí se fijó una audiencia para el 12 de junio, cita que nunca se realizó y fue reprogramada para para mediados de julio. Helen fue asesinada antes de esta audiencia.

Dos casos que nos llaman a la reflexión y a preguntarnos dónde está fallando el sistema.

Por ello, es clave que las autoridades se involucren de manera más decidida en este tema y avancen en ir generando cambios necesarios en un sistema que en los últimos dos casos de femicidio en la región de O’Higgins ha mostrado fallas en la cadena de cuidado y protección de las víctimas.

Es clave darle celeridad a esta discusión, especialmente como una señal para miles de mujeres que hoy en silencio están sufriendo violencia intrafamiliar y que no se atreven a denunciar porque no confían en un sistema que ha mostrado vulnerabilidades y que en ambos casos ha terminado con un daño irreparable.

Noticias Relacionadas

Columnas 7 mayo, 2019

[Opinión] Delito en Confesión