La tensa pero quizás necesaria espera

Publicado el 6 agosto, 2019 Por Columna de Opinión

La semana pasada al plantear que la velocidad del debate no era la adecuada, para efectos de sacar adelante un proyecto de ley como el Modernización Tributaria, tanto por la incertidumbre que dicha demora provocaba, como también por las implicancias que tiene en los sectores productivos de nuestra economía, al momento de decidir sobre cualquier […]

La semana pasada al plantear que la velocidad del debate no era la adecuada, para efectos de sacar adelante un proyecto de ley como el Modernización Tributaria, tanto por la incertidumbre que dicha demora provocaba, como también por las implicancias que tiene en los sectores productivos de nuestra economía, al momento de decidir sobre cualquier inversión. Para reafirmar lo antedicho, me remito a una encuesta realizada por la Cámara Chilena de la Construcción, en donde el 54% de las empresas del área sostienen que han postergado inversiones, en razón a la discusión que se mantiene por largo tiempo, para este proyecto de ley en materia tributaria.
Sabemos que el rubro de la construcción genera bastante uso de mano de obra, pero al tener suspendidas sus decisiones de inversión a la espera de los cambios legales en la tributación, es lógico pensar que el resultado no es positivo, ni en las expectativas de crecimiento y menos en la generación de mano de obra.
Esta institución plantea o propone una exención del IVA para las viviendas “subsidiables”, hasta un valor de 2.400 U.F., y el proyecto de ley solo contempla extender el crédito especial (65%) para la construcción de viviendas, por un valor de hasta 3.000 U.F., siendo muy difícil que se logre volver a eximir las viviendas, ya que recién se modificó la ley en el año 2014, incorporando el IVA en la construcción.
En un análisis de las proyecciones de crecimiento, realizado por la empresa Gemines, señalan que la lentitud del avance del proyecto de reforma tributaria, es un factor de la caída en las expectativas de crecer sobre los rangos que proyectaba el Ministerio de Hacienda. Al mismo tiempo hacen notar que, no solo el hecho de integrar el sistema tributario sea la única preocupación, ya que hay elementos como por ejemplo depreciación acelerada, entre otros, que inciden en frenar la inversión propiamente tal.
Nuevamente nos enfrentamos a una desconfianza empresarial, y al no existir mayor inversión no se produce el crecimiento económico, redundando ello en menor empleo y menor consumo.
Confiemos a en que durante los próximos días, los congresistas den las aprobaciones que corresponda, para saber de una vez por todas como saldrá el proyecto de ley sobre Modernización Tributaria, para claridad y beneficio de todo un país.

Florindo Núñez Ramos
Vicepresidente técnico
Colegio de Contadores de Chile A. G.

Noticias Relacionadas