¿Cómo evitar la baja producción de leche materna?

Publicado el 11 agosto, 2019 Por Equipo de Corresponsales

Con el inicio de agosto se comienza a celebrar la Semana de la Lactancia Materna en todo el mundo.

Actualmente, la sociedad se haya cada vez más comprometida con el cuidado de la salud, y más aún si se trata de los más pequeños. Gracias a esto cada mes de agosto se celebra la Semana Mundial de la Lactancia Materna con el propósito de proteger, fomentar y apoyarla debido a los innumerables beneficios que aporta a la salud tanto de la madre como del bebé.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, mejor conocido como Unicef, hace hincapié en la importancia que tiene el inicio de la lactancia desde el primer día de vida. «Puede evitar el 16% de las muertes neonatales, una cifra que puede aumentar al 22% si la lactancia materna comienza durante la primera hora después del nacimiento”, según explican desde el organismo. Este aspecto es una de las razones para que este año el slogan de la campaña de concientización sea “Empoderémonos ¡Hagamos posible la lactancia materna!”.

Pese a esto, ocurre frecuentemente que muchas madres quieren amamantar a su bebé, pero un porcentaje de ellas sufre durante el proceso y no pueden satisfacer al bebé debido a la “hipogalactia” o baja producción de leche materna. Este trastorno es más común de lo que se cree, y representa un momento muy difícil para cualquier madre que las lleva a sentir un profundo dolor en el pecho, además de bastante culpa por no poder brindar los innumerables beneficios a la salud de su bebé.

Resulta complicado determinar cuáles son las causas de este problema, y siempre es importante acudir al médico especialista más cercano para revisar el tema con un experto.

Sin embargo, existen algunas herramientas naturales que pueden ayudar a toda madre a superar este indeseado momento. Cabe señalar que estos productos son indicados por médicos especialistas.

En la búsqueda de favorecer la estimulación de la lactancia, mejorar la producción de leche y disminuir los dolores de las mamas asociados a este proceso existe Bioactiv L, el cual actúa a través de sus componentes naturales como el lactagogo, o estimulante de la secreción láctea. Su presentación es práctica ya que viene en formato de gotas. La indicación más común es consumir 10 gotas disueltas en 200 ml de agua al menos tres veces por día antes de cada comida, lo que puede variar en la frecuencia según la indicación del médico especialista.

Otra buena opción natural son las gotas Galega D4, las cuales están compuestas por la planta herbácea galega, conocida y utilizada desde hace siglos como lactogogo. Para utilizarlas se deben disolver de 10  gotas en una taza de 200 ml de agua y consumirlo cada 6 horas  o  cada 8 horas, según indique el médico.

Para conservar en buen estado el área del pezón en las mamás es importante mantener la zona hidratada, y para ello se deben utilizar cremas con compuestos naturales, lo que trae resultados positivos. María Elena Rudolphi, químico farmacéutica de Farmacias Knop comenta que “existen varias plantas que entregan beneficios a la piel, que la restauran y previenen futuras grietas en la zona de la aureola mamaria, entre ellas está el matico, el árnica y la caléndula”. Matikomp es un ungüento natural que reúne en sus ingredientes los beneficios de estas tres plantas.

Finalmente, la especialista recomienda aplicar luego de amamantar al bebé y previa limpieza con agua tibia de la zona. Se debe utilizar varias veces al día de forma preventiva y siempre asegurándose de limpiar muy bien la zona antes de amamantar nuevamente.

 

Noticias Relacionadas