Medidas para revertir congestión: ¿Son opciones la tarificación vial y las vías exclusivas?

Publicado el 14 marzo, 2019 Por Equipo de Corresponsales

Francisco Lara, ex seremi de Transportes, critica la restricción vehicular y tarificación vial como alternativas para descongestionar las calles. 

La alta congestión vehicular que se vive entre las comunas de Machalí y Rancagua ha sido por años un problema que ha causado la molestia de miles de automovilistas y ha impulsado la activación de planes que permitan disminuir el atochamiento, sin embargo, en la práctica no han logrado el resultado que se espera.

Desde la Seremía de Transportes han coordinado un trabajo con Carabineros, además de contar con el apoyo de privados que han dispuesto sus estacionamientos para los apoderados que se dirijan a dejar a sus hijos a avenida San Juan.

Pese a las medidas adoptadas y a una semana del “Super Lunes”, la congestión continúa, lo cual enciende el debate de si se deben adoptar medidas de fondo para dar solución al problema.

Para lograr reducir en parte el número de autos en las calles, en Santiago se ha implementado hace años la restricción vehicular para vehículos particulares, y se estudia, por parte del Ministerio de Transportes, implementar la tarificación vial, lo que se traduce en cobrar por ingresar a ciertas calles, generalmente en horarios y puntos de mayor congestión vehicular.

¿Estas serían medidas efectivas de aplicar en la región de O’Higgins?. Consultado sobre el tema, el ex seremi de Transportes, Francisco Lara, señaló que esta es una alternativa que usualmente se maneja, así como también la restricción vehicular.

Y si bien plantea que ambas son alternativas para desincentivar el uso del vehículo, se manifiesta escéptico de su real efectividad, ya que a su juicio el hábito de usar el automóvil es muy difícil de cambiar en las personas.

“Yo no creo que alguien que use el automóvil vaya a decir que porque sale más caro ahora (usar el vehículo) va a dejar de usarlo”, plantea la ex autoridad.

Mismo fenómeno sucedería con la restricción vehicular, ya que según explica Lara “la experiencia de Santiago dice que no baja la cantidad de vehículos con la restricción vehicular”, sino que las personas compran un segundo vehículo para evitar la restricción.

Por el contrario, el ex seremi de Transportes apuesta por las vías exclusivas de transporte público como una alternativa que reduciría efectivamente la congestión vehicular.

En estas vías el transporte público debería tener prioridad por sobre el vehículo particular, por lo cual “los tiempos de desplazamiento del transporte público es menor”, explica Lara.

La implementación de vías exclusivas en Rancagua estuvo contenida, según explica, en dos proyectos impulsados por Lara en su gestión como seremi de Transportes del gobierno anterior.

Los proyectos proponían vías exclusivas para transporte público en avenida Kennedy, lo cual asegura “quedó en ejecución la primera parte” y en avenida Baquedano, el cual “quedó con el diseño en ejecución”.

Noticias Relacionadas