Doñihue desarrolla proyectos de mejoramiento en infraestructura en 9 establecimientos educacionales

Publicado el 14 marzo, 2019 Por Equipo de Corresponsales

Con una inversión cercana a los $150 millones, los proyectos dotaron de nuevos espacios y mejoraron los ya existentes, representando una mejora para toda la comunidad educativa.   El alcalde de Doñihue, Boris Acuña, destaca que estas iniciativas permiten “ir mejorando las condiciones en que se desarrollan las actividades educacionales en cada uno de los establecimientos”.

Colegio F70 Lo Miranda
Con una inversión de 31 millones de pesos, se realizó un mejoramiento integral en su infraestructura, la cual presentaba problemas de mantención y seguridad.
Por ejemplo, el sistema eléctrico del colegio presentaba problemas para hacer frente a la alta demanda voltaica,  por lo cual se realizó una completa mantención y actualización del sistema.
Por otro lado, se trabajó en el recambio completo de bajadas de agua para evitar inundaciones,  que afectaban los patios del establecimiento y dificultaban el normal desenvolvimiento de sus estudiantes.
Asimismo, se cambió el acceso y la fachada al establecimiento, mejorando visiblemente su estética y permitiendo el acceso a personas con capacidades diferentes.
La directora del colegio, Marcela Droguett, sostuvo que “los apoderados están muy contentos porque están viendo que se están haciendo arreglos en la escuela”, los cuales se realizaron durante este verano.
Escuela Plazuela
El 21 de enero comenzaron los arreglos en este colegio municipal para mejorar su fachada y acceso, así como también se contempló la ampliación y mejoramiento de su infraestructura.
Es así como se remodelaron completamente los baños de discapacitados, así como también fueron construidos servicios higiénicos para los profesores y profesoras del establecimiento.
A esto se suma la ampliación y remodelación de la cocina y comedor del colegio, además de la creación de dos bodegas de almacenamiento y la construcción de un patio de servicio. Con lo cual, se inyectó casi 27 millones de pesos.
Orieta Carrasco, directora del colegio, sostuvo que en el establecimiento de 213 alumnos las mejoras reflejarán cambios considerables tanto en los estudiantes como en el cuerpo docente.
Escuela Cerrillos
Con una inversión de 27 millones de pesos, el proyecto desarrollado en la Escuela Pública Cerrillos contempla la ampliación y mejoramiento de su infraestructura, consistente en la construcción de tres servicios higiénicos para profesores, alumnos y discapacitados.
Las obras aún en ejecución contemplan además la construcción de una sala de profesores, otra de primeros auxilios y una bodega de almacenamiento.
Verónica Gálvez es la directora del establecimiento, quien sostuvo que las mejoras fueron bien recibidas tanto por los alumnos como los apoderados.
Dentro del establecimiento se encuentra funcionando el Jardín Fantasía, el cual también mediante la asignación de recursos se procedió al recambio de pisos, mejoras en muros, y red de gas, lo cual le permitió obtener el sello verde y certificar con ello la seguridad del recinto educacional.
Jardín Infantil y Sala Cuna Chamantitos
En este establecimiento ubicado en Doñihue, se realizó el recambio de cielos en mal estado y los equipos de iluminación  en el sector de sala cuna y sala de hábitos higiénicos.
Además, se procedió al recambio de closet de materiales y artículos de la sala cuna, a lo cual se sumó la mantención general de instalación de gas del recinto educacional, lo cual le permitió obtener el sello verde y con ello, la aprobación de su funcionamiento.
Para su directora, Miriam Miranda, estos cambios permitirán recibir a los alumnos “como ellos merecen” a fin de ofrecerles además un ambiente “cálido y acogedor”.
Colegio República de Chile
Con una inversión de 9 millones de pesos, se renovaron los servicios higiénicos de alumnos y profesores, los cuales presentaban serias deficiencias sanitarias, de seguridad y también de  higiene.
Ned Núñez, jede de la Unidad Técnico Pedagógica (UTP) del colegio, explica que los baños ya están un 100% operativos y “con una calidad como se merecen los niños”, por lo cual explicó que el proyecto viene a cumplir un anhelo de años.
“Estamos muy contentos y conformes con el departamento de Educación y el municipio (de Doñihue) por haber ejecutado las obras”, las cuales explica permitieron ampliar la capacidad de uso de los baños.
Jardín Infantil y Sala Cuna Enriqueta Aros
Este proyecto involucró el recambio  de piso en mal estado en el pasillo exterior, el cual antiguamente y en época de lluvias se volvía resbaladizo, lo cual era inseguro para sus alumnos y docentes.
El piso cerámico se reemplazó por uno antiadherente, lo cual permitió reducir al máximo los riesgos por accidentes.
A esto se sumó la mantención general de instalación de gas del recinto educacional con la respectiva normalización del sello verde.
El proyecto tuvo por finalidad suplir las deficiencias de infraestructura, habitabilidad, seguridad e higiene, a fin de dar cumplimiento de la normativa existente.
Escuela Laura Matus Meléndez
Con casi 20 millones de pesos de inversión, las obras de mejoramiento en este establecimiento municipal se centraron la remodelación y mejoramiento de bodegas y almacén existentes y que con anterioridad a las obras se encontraban  en desuso o mal estado.
Las condiciones de las bodegas representaban un foco de insalubridad y seguridad en el recinto, por lo cual además se realizó el recambio del sistema eléctrico.
El proyecto tiene por finalidad suplir las deficiencias tanto programáticas como de infraestructura, habitabilidad, seguridad e higiene que presentaba el colegio.
La directora (s) del establecimiento, sostuvo que estas mejoras permitirán recuperar espacios antes inutilizados, así como también crear oficinas y redistribuir de mejor forma a los funcionarios.
Liceo Claudio Arrau
Provenientes del FAEP 2018, fueron inyectados 15 millones de pesos para remodelar el acceso al colegio, el cual no cuenta con las condiciones técnicas necesarias para su correcto uso.
Con estas obras aún en ejecución, se busca suplir las deficiencias de accesibilidad al recinto, reparar daños en la estructura de techumbre acceso y cubierta de hall en mal estado.
Para lo cual se creó una nueva estructura de cubierta acceso, en bases a pilares de albañilería ladrillo fiscal y estructura de cubierta con vigas a la vista. Además, se instalarán bancos de descanso de apoderados y alumnos.
A lo que se sumó la construcción de rampas de acceso para discapacitados  e iluminación, para una mayor seguridad del recinto en horario nocturno.
“Son absolutamente positivos (los cambios)”, afirma el director del establecimiento, Pablo Pérez, quien agregó que las modificaciones materializaron antiguas demandas de los apoderados, quienes se mostraron conformes con lo que se está realizando.

Noticias Relacionadas