Tranvía Rancagua-Machalí: Características del proyecto que quiere descongestionar la conurbación

Publicado el 21 febrero, 2019 Por Equipo de Corresponsales

La empresa proyecta que el tranvía transportaría al menos 35 mil pasajeros diarios, lo cual se traduciría en un movimiento al año de al menos unas 13 millones de personas.

CKC Infraestructura Sustentable es la consultora encargada de realizar el estudio de prefactibilidad del Tranvía Rancagua-Machalí, el cual  determinará el recorrido y las características que tendría este nuevo medio de transporte que, de concretarse, permitiría destrabar los altos niveles de congestión presente en ambas comunas.

Con el proyecto de ‘Mejoramiento conectividad Rancagua–Machalí vía transporte público” se pretende implementar un nuevo sistema orientado a reducir los tiempos de viaje y mejorar la calidad de vida de los habitantes de ambas comunas, así como también la de vecinos de otras áreas aledañas que transiten por la zona.

El proyecto fue declarado de interés público por el MOP, por lo cual el paso siguiente es el inicio de los estudios de prefactibilidad y anteproyecto.

En entrevista con diario El Tipógrafo, el gerente general de CKC, José Antonio Ramírez, explicó que el estudio demoraría 15 meses, dentro de este tiempo se realizará una investigación de tipo ingenieril, ambiental, territorial y de demanda.

Dentro del estudio se deben proponer al menos tres alternativas de trazado y, por lo pronto, la empresa estudia incorporar la idea de que el tranvía esté conectado con el Metrotren de Rancagua.

“Uno de los objetivos principales es comunicar a Machalí con Rancagua y estamos estudiando una estación para Rancagua Express”, acota Ramírez.

La primera etapa del estudio culminará en ocho meses, al cabo de ese tiempo, “nosotros vamos a tener las tres alternativas más importantes para que sobre esas se pueda decidir”.

En tanto, durante la etapa dos del estudio, el gerente general de la empresa  explica que ya estará definido el trazado, por lo cual proyecta que se realice “la ingeniería de mayor detalle, siempre a nivel de anteproyecto”, y se realizarían  análisis territoriales, ambientales y de demanda del trazado elegido.

La empresa proyecta que el tranvía transportaría al menos 35 mil pasajeros diarios, lo cual se traduciría en un movimiento al año de al menos unas 13 millones de personas.

Entre sus características, el gerente general de CKC, sostiene que se será un metro ligero que tendrá paradas cada 600 metros, alcanzando una velocidad promedio de 24 km/hr.

El valor de su pasaje bordearía los 800 pesos y se estima que la flota inicial sea de 16 trenes con capacidad para 220 pasajeros y que su concesión dure 30 años.

Consultado sobre las etapas de este proyecto, el seremi del MOP, Moisés Saravia, aclaró que por estos días la empresa debe corregir algunos aspectos de las bases del proyecto que fueron cuestionados por diversas unidades del MOP, para luego de corregir estas observaciones, deberá ser el Ministerio de Transportes quien apruebe el inicio del estudio.

Posterior a ello, y al cabo del tiempo en que dure el estudio, deberán crearse las bases de licitación para ejecutar el proyecto por parte de algún consorcio que le interese construir.

“De acuerdo a los plazos que hay (…) en dos años más deberían estar los estudios terminados que permitan una posible licitación vía concesión”, agrega Saravia quien advierte que para concretarse el proyecto, necesariamente tiene que obtener la RS del Ministerio de Desarrollo Social y solo con esto podría eventualmente licitarse.

Noticias Relacionadas