Comenzó juicio contra psicólogo de grupo pastoral ‘Revive’: Arriesga 10 años de cárcel por abusos sexuales y estupro

Publicado el 9 enero, 2019 Por Carla Dinamarca Miranda

Según la investigación de la Fiscalía, el imputado habría perpetrado estos delitos entre 2002 y 2012, en Rancagua.

Según la Fiscalía, más de 30 jóvenes habrían sido víctimas de delitos de carácter sexual -en un período de 11 años- por parte de un psicólogo, quien también se desempeñó como profesor de religión, conocido como ‘El Supremo’. Los hechos habría ocurrido mientras estaba a cargo del grupo pastoral ‘Revive’.

Este miércoles se inició el juicio oral en su contra por el delito de abuso sexual reiterado y estupro, por hechos ocurridos bajo el alero del grupo juvenil de orientación espiritual, ilícitos perpetrados entre 2002 y 2012.

“La persona que está siendo enjuiciada encabezaba un grupo pastoral o de connotación pedagógica y espiritual, donde eran reclutados adolescentes. En ese marco empezó a engañarlos, a varios de ellos, lo que culminaba todo en abusos sexuales cuando eran adolescentes”, indicó el fiscal a cargo de la investigación, Servando Pérez.

De acuerdo a las indagatorias, la modalidad que utilizaban el imputado -junto a otro sujeto que ya fue condenado-  para poder captar a menores era que, aprovechando su condición de líder de la pastoral, reunían un grupo pequeño de menores vulnerables, los cuales llamaban “hijitos” para luego abusar de varios adolescentes que integraron la agrupación.

Al respecto, el fiscal agregó que “la Fiscalía lo acusa de abusos sexuales con circunstancias de estupro, engaños a adolescentes y nosotros solicitamos una pena de 10 años y un día”.

Tras ras varios meses de investigación, personal de la Brigada de Delitos Sexuales de Menores (Brisexme) de la Policía de Investigaciones (PDI) logró la detención del imputado  junto a un segundo sujeto, un diácono que ya fue condenando en la causa tras aceptar un juicio abreviado.

“Él está acusado por menos delitos, menos víctimas, y fue condenando a una pena de cinco años con libertada vigilada. Estuvo aproximadamente un año y 10 meses privado de libertad y el saldo de la pena lo cumple en este régimen de libertad vigilada, además  de la inhabilidad de trabajar con menores”, agregó Pérez.

Por su parte, el abogado defensor del imputado, David Llancao, sostuvo durante los alegatos de apertura que la Fiscalía no contaba con los antecedentes para poder comprobar la participación del imputado en los delitos reiterados.

“Después de este juicio creemos que el tribunal no va a tener otra que absolverlo. Una cosa es el juicio ético que pueda hacer de los hechos y otra cosa en la realidad jurídica. (…)  Mi defendido se declara absolutamente inocente”, manifestó el defensor.

Noticias Relacionadas