Colegio Don Bosco asegura que desvinculó a profesor formalizado apenas conoció denuncia

Publicado el 9 enero, 2019 Por Equipo de Corresponsales

El sostenedor del establecimiento, Rodrigo Jaña, señaló que “somos muy estrictos en el proceso de contratación de profesores. Hacemos evaluaciones con psicólogos, varias entrevistas y revisamos los antecedentes de cada uno, pero de Julio (Barahona) nunca apareció nada en sus papeles”. 

La formalización de Julio Barahona, ex docente del Colegio Don Bosco, por presuntos delitos de almacenamiento y distribución de pornografía infantil, sigue preocupando a la comunidad de Rancagua. La situación se enmarca en el hallazgo de dos celulares y un disco duro que en total contenía 708 imágenes entre fotografías y videos de carácter sexual que involucraría a menores de edad.

Julio César Barahona Rosales fue desvinculado el año 2017 del Colegio Don Bosco, tras conocer una denuncia realizada por la Fundación para la Confianza.

La directora del establecimiento, Daniela Jaña, asegura que “un día miércoles (del 2017) llegó al colegio una carta de la Fundación para la Confianza denunciando a Julio”. Agrega que “en ese mismo momento se conversó y él no se refirió a la denuncia. Ese día él fue desvinculado y se acordó que fuera a retirar sus cosas el día sábado de esa semana para que no tuviera contacto con los alumnos”.

Por otra parte, Rodrigo Jaña, sostenedor del establecimiento, deja en claro que “como colegio somos muy estrictos en el proceso de contratación de profesores. Hacemos evaluaciones con psicólogos, varias entrevistas y revisamos los antecedentes de cada uno, pero de Julio nunca apareció nada en sus papeles”.  

La situación de antecedentes se debe a que, en 1991 en la comuna de Arica, el formalizado fue sometido a juicio canónico, en donde le quitaron su estado clerical y la posibilidad de seguir los estudios como sacerdote debido a que fue denunciado por cuatro menores de edad por acciones de connotación sexual en su contra.

“Somos un colegio laico, no pertenecemos a ninguna congregación religiosa y acá en el colegio nunca ha existido un sacerdote de turno. Solo tenemos el nombre, al que previamente hemos sido autorizados a usar por parte de la congregación, pero nada más”, enfatiza la directora del establecimiento al momento de ser consultada por cuál es la relación del colegio con la Iglesia Católica.

Por otra parte, el sostenedor y la directora de la institución aseguran que “Julio poseía extrema confianza con la mayoría de las alumnas y alumnos de enseñanza media, al igual que por parte de los profesores. En ese momento no sabíamos lo que estaba pasando”.

Además las autoridades del colegio detallan que ”luego de la publicación de la noticia hemos tenido cientos de mensajes por WhatsApp y llamadas de apoderados preguntando por la situación del ex profesor  y somos muy claros en explicar que él ya no es parte de esta comunidad educativa (…) y que desde el primer momento colaboramos con la investigación de fiscalía”.

Noticias Relacionadas