Terapias holísticas: Conoce más de este sistema que ayuda a combatir el estrés de fin de año

Publicado el 15 diciembre, 2018 Por Alex Savoy

Los síntomas puede tener un origen no sólo ambiental, sino también energéticos, espirituales, biológicos.

En esta época del año el estrés aparece con más fuerza, debido a la presión del cierre de ciclos, tanto laborales como familiares y emocionales, las compras navideñas, metas no cumplidas, actividades en exceso y propósitos para el 2019.

De acuerdo a los especialista, este puede tener un origen no sólo ambiental (circunstancias que enfrentamos), sino también energéticos, espirituales, biológicos, o incluso emociones heredadas que después afectan al cuerpo. Dolores de cabeza, crisis de pánico, mareos e incluso obesidad, son algunas de sus consecuencias.

La psicóloga y creadora del Sistema de Sanación Alama, Valeria Mandakovic, explica que lo primero que se realiza en Alama es diagnosticar, para lo cual se deben identificar todos los ámbitos que originan esta patología, que en todos los casos será distinto, porque no en todas las personas tiene un mismo origen.

“No podemos aplicar una receta para todos, porque cada persona tendrá un origen distinto. En el Sistema de Sanación Alama hemos identificado 18 ámbitos que podrían originar una enfermedad y lo que sí debemos trabajar siempre al inicio es el cuerpo etérico, que es la copia exacta del cuerpo físico pero a nivel energético. Si uno tuviera un súper poder de extraer ese cuerpo etérico, la persona se desplomaría, porque sería pura carne, sólo un cuerpo físico. Cuando el cuerpo etérico se enferma de alguna manera, luego se enferma el cuerpo físico, por lo tanto, si detectamos cualquier enfermedad como el estrés, en nuestro cuerpo físico, debemos tratarlo primero desde nuestro cuerpo etérico”, señala la terapeuta.

Mandakovic explica que “para hacer un buen diagnóstico, debemos verificar si hay ritmos corporales, como el ciclo del sueño-vigilia, ciclos respiratorios, si hay algún bloqueo emocional, partes del cuerpo que están bloqueadas por emociones, los caminos neurológicos que también son energéticos y que pueden estar bloqueados, desequilibrios hormonales, entre otros aspectos”.

La creadora del Campus Alama, señala que es muy probable que una persona con estrés tenga una alteración en su campo electromagnético, puesto que el ser humano es un ser bioeléctrico, que tenemos un campo electromagnético y cuando el cuerpo no funciona bien, como es en el caso del estrés, se debe equilibrar ese campo.

Noticias Relacionadas