Cómo se preparan los agricultores de la región de O’Higgins para enfrentar la peor sequía en 20 años

Publicado el 5 septiembre, 2018 Por Equipo de Corresponsales

“En esta fecha deberíamos llevar el 87% del total de precipitaciones anual, pero de seguir como estamos, podríamos completar el año con 259 mm. de agua caída”, detalla el gerente de la Junta de Vigilancia del Río Tinguiririca, Miguel Ángel Guzmán.

Los agricultores se preparan para una “compleja” temporada de riego, luego de que este año se debiera enfrentar la peor sequía en 20 años.

Las cifras indican que el río Tinguiririca tiene un déficit de 64% y mantiene sus mínimos históricos desde enero, mientras el Cachapoal está en menos de un 53% de su caudal.

“Sabemos que los esteros y ríos menores van a estar en una situación tanto o más compleja que la de los ríos mencionados”,  explicó Graciela Correa, gerente de la Junta de Vigilancia del Río Chimbarongo.

2018 es catalogado como el año más seco desde 1998: “En esta fecha deberíamos llevar el 87% del total de precipitaciones anual, pero de seguir como estamos, podríamos completar el año con 259 mm. de agua caída”, detalla el gerente de la Junta de Vigilancia del Río Tinguiririca, Miguel Ángel Guzmán.

Ante un escenario tan adverso, los agricultores de la región han profesionalizado su organización y sus mecanismos de colaboración, que son valores muy arraigados en el mundo del agro.

Probablemente sea en O’Higgins donde más rápidamente han reaccionado los regantes durante estos años de escasez. Los turnos de riego implementados en sus redes de canales son uno de los mecanismos más eficaces implementados para optimizar el agua disponible.

También han realizado una “exhaustiva” limpia de canales durante el invierno, y mejorado la coordinación entre los usuarios, aumentando el riego nocturno igual que durante los fines de semana, y creando turnos de revisión permanente de canales, marcos y acequias.

La escasez del agua se ha convertido en la nueva normalidad: “Muchas organizaciones de usuarios aplican turnos y han mejorado el estado de sus canales para un mejor aprovechamiento del agua. También ha habido un aumento importante en la participación a proyectos de la Ley de Riego de la región”, explica Correa.

Noticias Relacionadas