Enfermeros del Hospital Regional no descartan nuevas movilizaciones si Minsal no reconoce dictamen de Contraloría

Publicado el 21 agosto, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Durante 12 horas llevaron a cabo un paro de advertencia, no obstante aseguran que pueden “seguir saliendo a la calle”.

A las 8 de la mañana de este martes, los enfermeros del Hospital Regional de Rancagua se adhirieron al paro de advertencia de 12 horas, convocado a nivel nacional por el Colegio de Enfermeros y Enfermeras de Chile para presionar a que el Minsal cumpla con el dictamen de la Contraloría en el que permitió que estos profesionales puedan atender en las unidades de neonatología, obstetricia y ginecología.

Sobre aquello, Paulina Vargas, presidenta de la Asociación de Enfermeros del Hospital Regional Rancagua, aclara que además de su adhesión “los distintos establecimientos de la región, los consultorios y otros hospitales adhirieron a este paro”.

Se trató de un paro de advertencia, que duró 12 horas, “esperando poder retomar las conversaciones con el Ministerio y que tenga la voluntad política de poder resolver este conflicto”, explica Paulina Vargas.

El objetivo, según señala la representante de los enfermeros es “mostrarle al Minsal que estamos totalmente disconformes con la impunidad que como ministro de Salud (Emilio Santelices) tiene”. En ese sentido, Vargas sostiene que, de forma inmediata, el ministro “debe terminar con el desacato que tiene ante la ley”, por lo cual “lo que nosotros queremos es que el Minsal se siente a conversar y que dé cumplimiento con lo que la ley le dice”.

A su juicio, “no pude ser que un organismo del Gobierno esté incumpliendo la ley de esa manera” y ante eso “lo que nosotros queremos es que el Ministerio reconozca la labor de las enfermeras a nivel de país”. Y a partir de este reconocimiento se establezca entonces el diálogo entre ambas partes, plantea la dirigente.

Según explica Vargas, “la Contraloría le ha ordenado al Ministerio resolver este conflicto y acatar el incumplimiento”, no obstante el problema radica en que “el Ministerio nuevamente pidió una prórroga de 60 días y hasta el momento ni siquiera ha tratado de resolver”.

Por lo cual, la vocera de los enfermeros es categórica al señalar que “acá la ley está estipulada por algo, y no tienen que ser los Ministerios los que precisamente vengan a incumplirla”.

En cuanto a la radicalización de las medidas en caso de que el Minsal no entregue una respuesta concreta a sus planteamientos, Vargas es clara: “Los enfermeros van a continuar con las movilizaciones (…) y no descartamos seguir saliendo a la calle”.

Por lo cual asegura que “no descartamos seguir manteniendo paralizaciones hasta que el Ministerio reconozca cuál es la función que realizan las enfermeras y no solamente en las neonatologías”, enfatiza Vargas.

Noticias Relacionadas