Rancagua: Comercio valora fin de estado de emergencia y avalúa pérdidas en «varios miles de millones de pesos»

Publicado el 29 octubre, 2019 Por Norelis Vilchez

En horas de la mañana de este lunes el sector trabajó casi en completa normalidad.

Este domingo se levantó el Estado de Emergencia en  Rancagua y en otras ciudades del país.

La medida fue tomada por el Gobierno con el objetivo de que todo regrese a la normalidad, tras una intensa semana de manifestaciones y saqueos que afectaron fuertemente al comercio.

Este lunes, desde tempranas horas de la mañana en el centro de Rancagua se notó una reactivación de este sector. Algunos comercios, incluso los que fueron saqueados, volvieron abrir sus puertas, pero esta vez con precaución; mientras que grandes tiendas por departamento en el Paseo Independencia no lo hicieron.

El mall Open Plaza, que tenía más de una semana cerrado a raíz de disturbios que se generaron en sus afueras -donde fueron atacadas las oficinas del Banco Falabella- retomó sus actividades.

Pese a que todo tenía un aire de normalidad, una vez que cayó la tarde y partió una nueva jornada de manifestaciones, varias tiendas decidieron cerrar más temprano.

El presidente regional de la Cámara de Comercio, Rodrigo Zúñiga, aseguró que “estamos absolutamente de acuerdo que se haya levantado el estado de emergencia en nuestra región. Creemos que ya es necesario volver paulatinamente a retomar las actividades normales. Eso no quita que las autoridades nacionales de turno, la clase política y todos en general, trabajemos para hacer de Chile un mejor país para todos, eso es lo que queremos y necesitamos”.

En cuanto a que si están dadas las condiciones para que el comercio opere con normalidad, el dirigente manifestó que “nosotros hacemos lo mismo, vamos evaluando minuto a minuto la situación del entorno de nuestros locales y, según lo que se observa, es la decisión que se toma respecto de la apertura o no de los locales, si es de forma parcial o completa».

Agrega que «en todas estas situaciones hay que ser empático con los demás, creo que a nadie le gustaría que le entraran de repente a su casa o local comercial y le robaran todo lo que le ha costado tanto tener, con el esfuerzo de años”.

Señaló que hasta ahora es muy difícil tener con exactitud un avalúo de las pérdidas producto de los saqueos y actos vandálicos, sin embargo, dijo “sin temor a equivocarme, y por las sensaciones que me han entregado en terreno los mismos afectados, es que podemos hablar de varios miles de millones de pesos. Es una gran pena que nos causa por la misma gente que usa estos comercios por el servicio que les presta”.

Noticias Relacionadas