Regantes del Cachapoal y solicitud de emergencia agrícola: “La autoridad debiera tomar decisiones mucho más drásticas”

Publicado el 14 agosto, 2019 Por Jaime Castañeda

Entre estas medidas está “informarle abiertamente a la población que en vistas de que es probable que haya una condición de escasez hídrica durante el verano, se eviten los cultivos anuales”, según afirma el dirigente Robert Hilliard.

El gerente de la Junta de Vigilancia del Río Cachapoal Primera Sección, Robert Hilliard, se refirió a la petición del Gobierno Regional de declarar a O’Higgins como zona de emergencia agrícola, medida que analiza el Ministerio de Agricultura.

En tal sentido manifestó que “la emergencia agrícola como primera etapa es evitar el problema horroroso a los agricultores pequeños, los Indap, pero evidentemente no crea agua, que es la solución”. Por ello, sostiene, “la autoridad debe preocuparse que la distribución de las aguas de riego sea adecuada y ajustada a derecho y disponibilidad. Eso lo debiera garantizar el Estado, hasta ahora no lo ha hecho mucho”.

En cuanto a denuncias de apropiación de aguas, como ha acontecido con regantes del río Peuco contra la viña Pérez Cruz, Hilliard dice que “al Estado le gustan mucho las multas pero eso no arregla nada, se siguen cometiendo las faltas”. Menciona que en este caso “¿cuál fue la solución?, un sumario: ‘eres muy malo tú, hiciste algo malo; te voy a cobrar cien unidades de, no sé, cualquier cosa’. ¿Y? Siguen sacando agua”.

Por ello recalca que “aquí es donde la autoridad del Estado, representada por las instituciones del mismo a través de una administración de los gobiernos de turno, no se pone bien los pantalones”.

El gerente de la Junta de Vigilancia del Río Cachapoal Primera Sección afirma que “se necesitan soluciones de fondo, embalses de todo tipo en todas partes. Habrá que buscarles alguna fórmula de financiamiento, lo que es complejo porque están los temas medioambientales, que el embalse inunda”.

Agrega que “después vienen medidas más extremas, que ya es la intervención del Estado en la distribución de las aguas, pero la ley dice que el Estado primero tiene que preguntarle a los privados si han llegado a algún acuerdo, pero esos acuerdos no son fáciles”.

Según Robert Hilliard, “la autoridad debiera tomar decisiones mucho más drásticas, por ejemplo, informarle abiertamente a la población que en vistas de que es probable que haya una condición de escasez hídrica durante el verano, se eviten los cultivos anuales. Yo no te puedo prohibir, pero sí decir ‘mira, si tú insistes en plantar maíz lo más probable es que te vaya mal por esta razón’. Esa advertencia ningún gobierno de turno la ha hecho”.

Sembrando nubes

La Junta de Vigilancia del Río Cachapoal Primera Sección, a través del programa de Modificación del Tiempo Atmosférico, está abocada a mejorar los caudales del principal curso fluvial de la región. El programa de Estimulación de Precipitaciones busca aumentar el caudal del cauce natural y disponer de mayor cantidad de agua para los sectores productivos.

“Estamos en una situación que preocupa y donde se nos pide tomar decisiones, porque la tendencia indica que la situación de escasez se mantendrá. Es por esta razón que llevamos cerca de 20 años realizando este programa, que permite aumentar el caudal del río Cachapoal. No es en sí la solución al problema, pero creemos que aporta”, explica Robert Hilliard.

El programa de Modificación del Tiempo Atmosférico, iniciativa conocida como “Siembra de Nubes”, permite hace 19 años incrementar las precipitaciones de nieve en la cordillera de la región, que busca mejorar los caudales en la zona cordillerana de la cuenca del Cachapoal.

Noticias Relacionadas