Carretera de la Fruta: Alcalde de Pichidegua anuncia radicalización de medidas si se cambia el trazado original

Publicado el 7 noviembre, 2018 Por Equipo de Corresponsales

Adolfo Cerón denuncia presiones políticas que podrían convertir a la comuna en una "zona de sacrificio".

La construcción de la Carretera de la Fruta por la ribera del río Cachapoal preocupa a la comunidad de Pichidegua y a su alcalde, Adolfo Cerón, quien anunció la posible radicalización de medidas si la autoridad no revierte la licitación de este proyecto contemplada para el 27 de diciembre.

“Estamos intranquilos y eso va a significar movilizar a la comunidad”, advierte el alcalde de Pichidegua, Adolfo Cerón, quien explica que los cursos de acción a seguir se decidirán en una asamblea abierta a la comunidad el próximo 16 de noviembre.

El jefe comunal sostuvo que espera que no se mantenga el nuevo trazado y que se implemente el antiguo, que va por la ladera de un cerro, el cual “tenía todos los diseños, toda la ingeniería, el estudio de impacto ambiental y eso desecharlo de la noche a la mañana no nos parece serio”.

Esta situación “no ha hablado bien de los gobiernos en general, del gobierno anterior y tampoco de este, que ha mantenido esta licitación”, explica el edil.

Cerón es claro en señalar que se radicalizarán las medidas “si es necesario, así va a tener que ser, porque de alguna manera nos tienen que escuchar”, advierte.

Más aún cuando, a su juicio, “las autoridades de ahora tienen una explicación de que esto (el nuevo trazado) obedeció a un tema más bien de carácter político y no técnico, lo que me parece aún más irresponsable”.

El alcalde sostiene que el cambio se habría realizado por presiones políticas de “algunos parlamentarios de la zona”, por lo cual “eso habla más mal todavía de las autoridades anteriores y también de esta, que han mantenido esta irresponsabilidad”.

El ejecutar el proyecto por la ribera del río Cachapoal “va a afectar notablemente el desarrollo de nuestra comuna, y así como hoy día está ocurriendo en Quintero, Pichidegua va a ser una zona de sacrificio”.

En cuanto a si realizarán machas por las calles o cortarán caminos, el edil de Pichidegua declinó confirmar el curso de acción que seguirán. Sin embargo, rememora cuando la comunidad ya marchó tiempo atrás en contra de la construcción de una termoeléctrica, presión social que en ese entonces tuvo buenos resultados.

Respecto de la Carretera de La Fruta, el jefe máximo comunal advierte que “por supuesto que nosotros vamos a tomar las medidas conducentes a que nos escuchen”, pero no descarta establecer reuniones con autoridades a fin de generar instancias previas de resolución del conflicto.

Noticias Relacionadas