Presión arterial y altas temperaturas: No bajar la guardia ante enfermedades cardiovasculares

Publicado el 25 febrero, 2018 Por Carla Dinamarca Miranda

Pacientes que tienen tratamiento con diuréticos y los de más avanzada edad son los que deben estar más atentos.

Todavía quedan varias semanas de verano, con altas temperaturas, y los pacientes hipertensos no deben bajar la guardia, tomando en cuenta que la presión arterial alta es un factor de riesgo importante de las enfermedades cardiovasculares, en especial de los ataques cardiacos y los accidentes cerebrovasculares.

Uno de los riesgos al que se exponen los pacientes son cuadros de deshidratación o descompensación de su presión arterial, advierte el doctor Guillermo Albisu, cardiólogo de Nueva Clínica Cordillera y jefe del departamento Cardiovascular del Hospital El Carmen de Maipú.

“Durante veranos como éste con altas temperaturas, hay que tomar resguardos ya que muchos pacientes tienen como parte de su tratamiento el uso de diuréticos, por lo cual pueden quedar expuestos a cuadros de deshidratación”, indicó el especialista.

Consejos

  • Si toma diuréticos, acuda al especialista para ajustar medicación.

 

  • Haga caminatas o ejercicio aeróbico aprovechando el tiempo libre de vacaciones, pero no en las horas en que el sol está más fuerte.

 

  • Evite el sol directo y tome mucho líquido para así evitar cuadros de deshidratación. Esto es clave, sobre todo tomando en cuenta que en el país ha ido aumentando el promedio de las temperaturas, con recurrencia de las “oleadas de calor”, y especialistas estiman que las temperaturas altas se pueden extender hasta marzo e incluso durante la primera quincena de abril.

 

  • Regule el consumo de sal. Al reducir los niveles de sodio de la dieta se puede mejorar la salud cardiovascular, evitando los cuadros de hipertensión arterial. En nuestro país, el consumo de sal llega a 9,8 gramos diarios, y casi duplica la recomendación de la OMS, que advierte que esta debe ser menor a 5 gramos diarios.

 

Noticias Relacionadas