Uno de los principales peligros, es descuidar lo que los menores se están llevando a la boca.

En un 17% aumentó el nivel de radiación UV de origen solar con respecto al 2013. Así lo reveló el último estudio elaborado por la Corporación Nacional del Cáncer (CONAC), que indicó que este mes se registró el nivel más alto y peligroso de los últimos 14 años.