El deportista perdió la vida en Suiza mientras practicaba salto base, casi un mes después de batir el récord mundial de la especialidad.

7 y 17 años tenían la victimas domiciliados en la Región Metropolitana.