Mauricio Larriera enfrentó una eventual renuncia: “La cabeza del entrenador no va por ese lado”

Publicado el 21 septiembre, 2018 Por Alex Savoy

A días de una prueba más que de fuego contra Curicó Unido, el técnico de O'Higgins salió del mutismo tras la catastrófica derrota ante Iquique que lo tiene en la cuerda floja.

18 días transcurrieron desde la debacle ante Deportes Iquique para que el técnico de O’Higgins, Mauricio Larriera, rompiera su silencio. El estratega uruguayo aprovechó el doble receso, Fecha FIFA y Fiestas Patrias, para mantenerse lo más alejado posible de los micrófonos y de cualquier ruido mediático, concentrado 100 por ciento en tratar que el buque celeste no se siga hundiendo.

Fueron exactamente 18 días que el DT esperaba con ansias para encontrarle la vuelta al oscuro presente, como lo adelantó tras el empate ante Unión Española. Hoy su paso por el Capo de Provincia ha sido catastrófico: cinco derrotas, uno ganado y un empate.

[Lee también: Previa ante Curicó Unido: O’Higgins apela a la experiencia para salir a flote]

Incluso la semana previa se ventiló una información que el técnico había renunciado, pero los encargados de la comisión fútbol tiraron por tierra el golpe. Por eso, antes del ‘18’ el equipo se enfrentó a Magallanes para cerrar el receso. El resultado, en dos partidos de 60 minutos, fue favorable a los de Larriera por la cuenta mínima.

La tarde de este domingo comenzará una seguidilla de tres partidos (Curicó, Palestino y Temuco) antes que venga la nueva interrupción. Puras finales para los rancagüinos, que los pueden llevar a salvar el semestre con la clasificación a Copa Sudamericana o bien a uno de los fracasos deportivos más dolorosos al mando de la Sociedad Anónima. Por ahora, desde los números, el descenso aún se ve muy lejano.

“Espero que estas semanas hayan servido, sobre todo para mejorar la autoestima, la confianza, y volver a motivarnos para preparar este minicampeonato de ocho fechas que nos esperan”, indicó Larriera para finalizar su primera intervención, quien tuvo que una vez más entrar al terreno de dar un paso al costado si los resultados siguen siendo esquivos.

[Lee también: Colchagua aguarda el fallo de segunda instancia con un ‘as’ bajo el brazo]

“La cabeza del entrenador no va por ese lado”, respondió argumentando de paso que no hay espacios en su mente en este momento para aventurarse a lo que puede ocurrir el domingo y cualquier consecuencia.

“En la cabeza (del entrenador) está en ir a buscar el mejor resultado posible, que el equipo haga un muy buen partido. Después las consecuencias no las sé, de hecho, no sé qué voy a cenar esta noche (ayer)”, sentenció haciendo uso de un problema bastante cotidiano, pero que refleja que en el mañana del uruguayo no hay más que el partido ante Provincial Curicó Unido del domingo en el Bicentenario La Granja, desde las 15:00 horas, válido por la fecha 23 del torneo nacional.

Noticias Relacionadas