Mujeres ganan casi 20% menos que los hombres en la región de O’Higgins

Publicado el 19 julio, 2018 Por Jaime Castañeda

Resultados de la Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI) del INE 2017 revelaron una fuerte brecha de género en los ingresos entre hombres y mujeres en la VI Región. No obstante, la cifra es mucho menor que el promedio nacional.

La brecha salarial de género se ve reflejada en los datos que arroja de la Encuesta Suplementaria de Ingresos del INE para la región de O’Higgins.

Los resultados correspondientes a 2017, evidenciaron que durante ese año en O’Higgins el ingreso promedio de los hombres se ubicó en $504.168. En contrapartida, en las mujeres llegó a $404.773.

Cifras que revelan la brecha de género que existe en la materia, ya que las mujeres en la VI región ganan, en promedio, 19,7% menos que los hombres.

En relación al ingreso mediano -el que tiene la mayoría de la población- en los valores se sitúa en $379.673, mientras que en ellas queda en $300.000. La brecha acá llega al 21%.

A nivel nacional los resultados arrojaron que durante 2017 los ingresos medio y mediano de los hombres se ubicaron en $636.981 y 402.355 pesos, respectivamente, mientras que en las mujeres alcanzaron $450.287 y 319.725 pesos, en cada caso. Lo anterior implica brechas de género de 29,3% en el ingreso medio y 20,5% en el mediano, en desmedro de las mujeres.

Mujeres en desventaja

Los números muestran la desigualdad estructural que existe en las oportunidades para hombres y mujeres en Chile. Según la última encuesta CASEN, de cada 10 chilenos que no reciben ingresos, 7 son mujeres. Es decir, se trata del 70% de personas que, producto de la existencia de esta brecha, podrían estar en condiciones de trabajar y acceder a una mejor calidad de vida.

Aún más, las mujeres ocupan sólo un tercio de las matrículas en las carreras con mayores salarios.

Un estudio desarrollado por Comunidad Mujer, dejó en evidencia la brecha aún existente entre ambos géneros en cuanto al cuidado de la población dependiente, lo que afecta su capacidad para acceder al mercado laboral. Desde el punto de vista del tiempo dedicado a esta labor, ellas destinan 21 horas en promedio a la semana, mientras que los hombres sólo ocupan 9,4 horas.

A pesar de los avances realizados en esta materia, son las mujeres jóvenes quienes se llevan la peor parte en cuanto al cuidado de la población dependiente. Es decir, aquellas que están entre los 25 y 29 años. Estas destinan un promedio de 33 horas frente a las 11,2 horas de los hombres. En tanto, las que se encuentran en el rango comprendido entre los 50 y 54 años sólo ocupan 9,6 horas en estas responsabilidades, pero aun así se mantiene una brecha en comparación con el género masculino, quienes sólo asignan 6,3 horas a estas labores.

Noticias Relacionadas