PUBLICIDAD
Columnas de Opinión

La política es el ajedrez de la sociedad

MIÉRCOLES, 13 DE OCTUBRE DE 2021


PUBLICIDAD

En los actuales tiempos se observa con cierta abundancia y maledicencia manifestar contra la política. Es un signo que se expresa ‘ urbi et orbi ‘.

Con no poca paciencia de observador y partícipe del suceder social, político y cultural – somos nada más, pero tampoco nada menos, seres que sucedemos … -, me obligo como ciudadano a tomar posición en el debate con altura de visión y, sobre todo fundado siempre en la solvencia de los argumentos, considerada esta condición válida para todos.

Desde los ilustres griegos nos viene aquello de ser considerados animales políticos ( ‘ Zoon Politikón ‘). Verdad universal. La teoría y la práctica de cada día así lo demuestran. Negarlo es caer en el No Ser.

El filósofo alemán, dramaturgo por añadidura Bertolt Brecht ( 1898 – 1956 ), señaló en su escrito ‘ El analfabeto político ‘ que hasta cuando compramos el pan de cada día somos políticos. El pensador germano dijo que el mencionado analfabeto es el que nada sabe, carece de toda conciencia, es un indolente, un insensible que ignora que todo lo ocurrente en la sociedad humana depende de decisiones políticas: el niño abandonado, el precio del calzado y de los alimentos. » De esa ignorancia nace el peor de todos los bandidos que es el político corrupto y servil de las empresas nacionales y multinacionales «, señaló el filósofo.

Otro también genial hombre de ciencia, el físico Albert Einstein ( 1879 – 1955 ) se refirió con buenas palabras a la política. En su célebre ensayo » ¿ Por qué socialismo ? » expresó su claro pensamiento político : » Sólo el socialismo supera los males de la sociedad capitalista «.

Un escritor más próximo territorial y culturalmente a nosotros, el argentino Luis Reissig ( 1897 – 1972 ) respondía que » tener una política es saber adónde se va, cómo se va y a qué se va » . Agregaba que eso no es suficiente. Es indispensable tener una moral política. Decía » Política tienen todos. Moral política, no «.

La nómina de pensadores de alto vuelo intelectual, de personajes del vasto universo político mundial es enorme, son los llamados arquitectos del saber. Bien vale acercarse a ellos, porque como ya lo indicó el Apóstol cubano José Martí ( 1853 – 1895 ) » Cultos es el modo de ser libres «. Siempre es injusto mencionar a unos y no a todos : Heráclito, el hallador de la dialéctica; Lenin, el genio reconocido por todos.

En rigor, y casi nunca en conclusión … la política ha sido definida como la ciencia del buen gobierno, también como el arte de las mejores decisiones para el buen conducir la sociedad humana en todas las latitudes y para el bien de todos. Es cierto que la realidad indica que cada vez en ese noble ejercicio son menos los ‘ científicos ‘ y, casi inexistentes los ‘ artistas ‘. La política como tal ninguna culpa tiene, no se hable mal de ella, pues las instituciones y las prácticas las hacen los seres humanos con sus virtudes y defectos. Los arrimados a la política para su beneficio propio han de ser aventados, enjuiciados y castigados penalmente por el daño que hacen a la sociedad.

La política en tanto ciencia, y arte del buen pensar y hacer es de verdad semejante al lúdico ajedrez. Toda buena, noble y eficaz política es para hacer avanzar a la Humanidad hacia mejores niveles de existencia, a la protección de la vida sobre la faz de la Tierra, y a la salvación del planeta mismo.



Acerca de Carlos Poblete Ávila.
Profesor de Estado. Ha ejercido docencia en nivel medio y superior. Ex dirigente nacional e internacional docente. Participa en más de 100 congresos, seminarios y encuentros en 25 países, sobre temas de educación y cultura. Profesor conferencista invitado en Universidad de Guadalajara, México, en diversas ocasiones.
PUBLICIDAD
Comentarios

Cargando...
PUBLICIDAD
Loading...