PUBLICIDAD
Actualidad

[Especial 'Orgullo Regional'] Chamanteras de Doñihue: Patrimonio nacional que se traspasa de generación en generación

VIERNES, 16 DE OCTUBRE DE 2020
Publicador por

Danya Ríos

Periodista El Tipógrafo

Filomena Cantillana, presidenta de la Asociación de Chamanteras de Doñihue, tiene 84 años, y aprendió el oficio de su madre y se los traspasó a sus hijas para seguir la tradición.


PUBLICIDAD

Las chamanteras de Doñihue son un patrimonio viviente en la historia de folclore nacional. Mujeres que por generaciones se han dedicado a confeccionar esta tradicional prenda que, en ocasiones, demoran hasta 6 meses en confeccionar.

Por la labor de este grupo de mujeres, Doñihue es considerada la cuna del chamanto y en el 2004, fueron utilizados por los presidentes que participaron de la APEC realizada en Chile.

En 2007, las chamanteras recibieron el Premio a lo Chileno, por su destacada colaboración en el patrimonio cultural del país.

Filomena Cantillana, presidenta de la Asociación de Chamanteras de Doñihue, lleva más de 70 años dedicándose a este arte y conversó con El Tipógrafo para darnos a conocer más de esta tradicional actividad.

¿Cómo han logrado mantener esta tradición a lo largo de los años?

Siempre las artesanas estábamos preocupadas de que no se perdiera porque hubieron ocasiones en que estuvo muy bajo. Luchando para que esto no se pierda hemos tratado de agruparnos.

Usted comentaba que el chamanto adquiere el sello personal de quien lo usa.

Claro, por ejemplo, hay chamantos que tienen 150 años. Cuando lo luce, por ejemplo, don Alfredo Moreno (Ministro del MOP) es identificado a 200 metros por la identidad de su chamanto. Y tantos otros que se identifican por los chamantos.

¿Usted ha dedicado su vida a esta tradición?

Yo llevo 70 años trabajando. Tengo 84 años y empecé como a los 14 ya definitivo, antes eran cositas pasajeras. Así que tengo una buena trayectoria para contar y he tenido muchos logros, me he sentido muy halagada.

¿Cómo hacen para traspasar los conocimientos de generación en generación?

Nuestra generación es la tercera y va para la cuarta con mis dos hijas que trabajan conmigo. Yo soy la mayor de cuatro hermanas, las 4 tejíamos con mi madre. Entonces era un cantar de telares que había en mi casa.

¿Y ha tejido algún chamanto con especial dedicación?

Para mí todos los chamantos son importantes, pero recuerdo haber hecho para unas orquestas de Calama, unos conjuntos que siempre llegaban para los hermanos Rey Silva, que vinieron de México y compraron chamantos, después les hice para los cuatro, para sus hermanas y para ellos.

¿Ustedes han luchado por el Sello de Origen?

También luchamos por el Sello de Origen porque hay mucha falsificación en el chamanto, que les hacen unas cosas muy diferentes a las nuestras y los vendían por el chamanto de acá.

¿Cómo vislumbre esta tradición en el futuro? ¿Cree que se va a mantener?

Yo espero y abrigo la esperanza que sí, pero como se ve la cosa, es todo tan mecanizado que, en algún momento, nos van a reemplazar.


PUBLICIDAD
Comentarios

Cargando...
PUBLICIDAD
Loading...