PUBLICIDAD
Comunas

Tres empresas no esenciales han sido suspendidas en Rancagua por funcionar en cuarentena

JUEVES, 30 DE JULIO DE 2020
Publicador por

Danya Ríos

Periodista El Tipógrafo

El seremi del Trabajo, Federico Iglesias, detalla el protocolo y las sanciones que arriesgan las empresas que funcionen pese a la prohibición.


PUBLICIDAD

Este miércoles y tras una denuncia recibida en la plataforma Denuncia Seguro, autoridades llegaron a fiscalizar una empresa dedicada a prestar asesoría dermocosmética en farmacias, la que disponía de personal en sus instalaciones, aunque por normativa no pueden funcionar, debido a que Rancagua está en cuarentena y son comercio no esencial.

En total fueron siete los trabajadores que permanecían en labores, a quienes se les notificó en el lugar que no pueden continuar con su trabajo. De la misma forma se suspendió el funcionamiento de la empresa en cuestión y se entregarán los antecedentes al Ministerio Público para su posterior investigación.

“Hay un trabajo en conjunto entre la PDI, el ministerio del Trabajo y la Subsecretaria de Prevención del Delito para fiscalizar y recibir denuncias de empresas que incumplan la normativa sanitaria y en este sentido se están recibiendo denuncias a través de distintas vías”, manifiesta el seremi del Trabajo O’Higgins, Federico Iglesias.

Cuando se realiza una denuncia el procedimiento es que haya una fiscalización a la que concurre la dirección del Trabajo junto a la PDI, donde “solicitan diferentes antecedentes a la empresa y en caso de que se detecte o que se determine que esta no es una empresa esencial o no tiene los permisos para actuar, la Dirección del Trabajo puede decretar la suspensión de las labores, porque esa situación constituye un peligro inminente para la salud de las personas”, apunta Iglesias.

En O’Higgins hay cuatro comunas en cuarentena; Rancagua, Rengo, Machalí y Graneros, donde estrictamente solo puede funcionar el comercio esencial.

“En la región hemos recibido diversas denuncias de distintas comunas”, y tras las respectivas fiscalizaciones “tres empresas han sido suspendidas, todas de Rancagua”, precisa el seremi del Trabajo.

Además de la suspensión de la empresa durante todo el periodo de cuarentena, como sanción viene aparejada una multa que va desde las 10 UTM ($503 mil) hasta las 60 UTM ($3 millones) dependiendo del número de trabajadores de la empresa; de 1 a 49 trabajadores (10 UTM), de 50 a 199 (40 UTM) y 200 o más (60 UTM).

El seremi de Trabajo aclara que también puede ocurrir que al momento de la fiscalización “esa empresa no cuente con los documentos necesarios para acreditar que es una empresa esencial, por lo tanto se suspende, pero si logra acreditar efectivamente que era una empresa esencial, a través de contratos, esta medida se puede levantar”.


PUBLICIDAD
Comentarios

Cargando...
PUBLICIDAD
Loading...