PUBLICIDAD
Editorial

La salida de la seremi y la necesidad de un liderazgo fuerte

JUEVES, 30 DE JULIO DE 2020
Director El Tipógrafo. Periodista

Y ahora, quién asuma la cartera de salud regional tendrá el complejo desafío de avanzar en el desconfinamiento gradual de manera efectiva y sin dar paso al temido rebrote.


PUBLICIDAD

Para algunos sorpresiva, para otros se veía venir. La renuncia de la seremi de Salud, Daniela Zavando, fue comentario obligado desde la mañana de este jueves, cuando diario El Tipógrafo informó su salida. Varios del gabinete se enteraron por la prensa y los WhatsApp para conocer más detalles se multiplicaron.

Dos horas más tarde, en el habitual reporte del avance del coronavirus, Zavando confirmó la noticia. No esgrimió razone tan claras, habló de la necesidad de cerrar un ciclo, y trascendió que asumirá funciones en la Subsecretaría de Salud, que lidera Paula Daza.

Pero eso no es todo, aseguran desde el oficialismo. Una distante relación con la intendenta Rebeca Cofré también estaría dentro de los motivos. La oposición incluso habla que el gobierno la dejó sola, en palabras del diputado Juan Luis Castro.

Eso sí, tanto Zavando como Cofré, tuvieron  palabras de buena crianza al referirse al trabajo de ambas durante estos últimos meses. Públicamente, pocas veces se les vio juntas en los reporte del Covid. Públicamente, Zavando destacó más el trabajo en conjunto con el gobernador de Cachapoal, Felipe Uribe.

Y ahora, quién asuma la cartera de salud regional tendrá el complejo desafío de avanzar en el desconfinamiento gradual de manera efectiva y sin dar paso al temido rebrote.

Claro está que la lucha contra el avance del coronavirus no puede estar depositada en la figura de una sola persona. Este trabajo es multidisciplinario, donde participen diversos actores y expertos de distintas áreas, instituciones y estudios.

Hoy vemos autoridades comprometidas en esta difícil labor, buenas voluntades y en quienes depositamos la fe pública de que se están tomando las mejores decisiones en un escenario que es incierto para todos. Especialmente sabemos que las autoridades de salud están haciendo su mejor esfuerzo.

Pero no podemos desconocer que para enfrentar este tipo de complejidades se necesita de un liderazgo claro y robusto que permita direccionar de la mejor manera las políticas públicas y las estrategias que permitan enfrentar esta pandemia.

Y es a nivel político y social donde se extraña un liderazgo fuerte, necesario para tiempos como estos. Y es ese liderazgo el que alguien deben asumir con prontitud para enfrentar, por un lado,  lo que queda de la emergencia por el coronavirus y, por otro, y tan complejo como el actual,  el difícil escenario que se avecina para la región en la post pandemia.

 


PUBLICIDAD
Comentarios

Cargando...
PUBLICIDAD
Loading...