FIDE apoya no tener clases en abril: «Debemos velar por la salud y bienestar de todos los estudiantes»

Publicado el 26 marzo, 2020 Por Norelis Vilchez

Presidente regional, Humberto Palma, señaló que este es el tiempo para el desarrollo de aquellas habilidades que tienen que ver con el trabajo colaborativo.

Una serie de medidas fueron anunciadas por el Ministro de Educación, Raúl Figueroa, que implican que la suspensión de clases se extenderá por dos semanas más debido al brote de coronavirus que se registra en el país.

Asimismo, informó que se adelantarán las vacaciones de invierno para las últimas dos semanas de ese mes y que el año escolar también sufrirá modificaciones “para asegurar que los aprendizajes de nuestros niños y jóvenes no se vean afectados por estas medidas (…) el año escolar se extenderá durante el mes de diciembre. Terminado a fines de diciembre”, dijo.

Ante este escenario, Humberto Palma, presidente regional de la Federación de Instituciones de Educación Particular (FIDE) de O’Higgins, manifestó que “en el actual escenario que vivimos como país y como mundo, a causa de esta pandemia por todos conocida, nos parece que la medida adoptada por el Ministerio de Educación es totalmente pertinente y oportuna. En estos momentos debemos velar por la salud y bienestar de todos los estudiantes del país, especialmente de aquellos que viven en sectores vulnerables y expuestos a mayor riesgo de contagios”.

Señaló que esto implica un esfuerzo enorme de profesores, estudiantes y familias, “pues nos obliga a reprogramar todo el año escolar, a modificar las rutinas de trabajos y hábitos de la familia, con una cuota importante de estrés e incertidumbre que, sin lugar a dudas, genera angustia en muchos casos. Pero debemos entender que existe un bien superior, y es la salud de todos. Sería altamente irresponsable, en este contexto sanitario, pretender continuar como si nada ocurriese”.

Destacó que es muy importante, además, que las familias ayuden a sus hijos a tomar conciencia de esta situación excepcional. “Y que todos entendamos que esta prolongación del tiempo para estar en casa, no es en realidad «suspensión de clases», sino un cambio de escenario en los procesos de aprendizaje. De hecho, los profesores estamos haciendo grandes esfuerzos para preparar material de apoyo, actividades o guías de trabajo que son subidas luego en aulas virtuales o enviadas a los estudiantes a través de distintos medios y formas”.

“Ahora es el tiempo para el desarrollo de aquellas habilidades que tienen que ver con el trabajo colaborativo, con la resolución de problemas y la originalidad. Es el tiempo también para la empatía y la ayuda mutua. Todo esto, sin desconocer lo traumático que pueda ser, es igualmente ocasión de aprendizaje”, señaló Palma.

Al ser consultado sobre si efectivamente este podría ser un año escolar normal en cuanto a la entrega de contenidos y evaluaciones, detalló que “sin lugar a dudas el año no será normal, de ninguna manera. Habrá que reprogramar actividades pedagógicas, institucionales y comunitarias. Y esto con un alto costo emocional y laboral para todos. Pero reitero: es una situación compleja y excepcional. Y eso exige propuestas de solución también complejas, que cada comunidad educativa deberá discernir en la medida que avanza el año escolar”.

“Debemos aprovechar la oportunidad para pensar y educar más allá de contenidos curriculares habitual en un año y escenario normal. Es ahora la ocasión que tenemos para ayudar a nuestros estudiantes a desenvolverse en un mundo altamente complejo e incierto, en donde este tipo de situaciones serán cada vez más frecuentes», reiteró.

En lo que refiere a la extensión del año escolar, explicó que “la finalización del año escolar será, sin dudas, agotador para todos. Entendemos la medida, pero de nuevo habrá factores con los que deberemos lidiar para concluir medianamente bien. Pensemos tan sólo en lo que significará la continuación de clases sin el habitual receso de mediados de año y el calor agobiante de diciembre. Esperemos nos estar en clases más allá de lo estrictamente necesario para lograr cerrar adecuadamente los procesos de aprendizajes”.

Noticias Relacionadas