La historia de la primera mujer que está habilitada para conducir un carro de Bomberos en Rancagua

Publicado el 13 enero, 2020 Por Matías Pérez

La voluntaria pertenece a la Bomba Arturo Prat de la capital regional.

“Esa es pega de hombres», fue solo uno de los tantos comentarios que escuchó Jenny Garrido, voluntaria de la Tercera Compañía de Bomberos de Rancagua, al iniciar su curso de conducción de maquinaria mayor bomberil.

Sin embargo, durante la jornada de este sábado le llegó la feliz noticia de que ya se encuentra calificada para conducir el carro de la Bomba Arturo Prat, convirtiéndose así en la primera mujer del Cuerpo de Bomberos de la capital regional en conducir carros de emergencia. 

“Este año cumplo 5 años de permanencia en Bomberos y todo esto nace de la necesidad de poder aportar más a la comunidad, con un servicio disponible 24/7 porque había veces en que el cuartelero no estaba y quedábamos sin servicio, entonces siempre tiene que haber un maquinista, por lo que comencé a averiguar los requisitos para poder serlo algún día y al comenzar a hacer mis consultas traté de no darle importancia a los comentarios”, expresó la voluntaria Jenny Garrido. 

“Seguí averiguando y ahí llegué a que tenía que hacer un curso que es la conducción de clase F, en que mi teniente primero me dio un cupo y aún así los comentarios siguieron, con cosas como ‘va a ser un cupo perdido’, (pero) teniendo la base de la necesidad de querer aportar a la comunidad ya fue más como un desafío personal”, añadió.

De acuerdo al testimonio de la maquinista, luego de aprobar su curso tuvo algunas dificultades para hacer coincidir las horas de práctica con las de sus instructores habilitados, aspecto que pese a las complicaciones logró conseguir.

“De parte de mi compañía estaban todos muy felices, de hecho estaba con ellos cuando recibí la noticia y fue muy bonito todo, me han felicitado mucho hasta el día de hoy y en general de Bomberos de Rancagua he recibido palabras bastante gratificantes, así que todos apoyando, al igual que mi familia y amigos”, transparentó Garrido, quien agregó que “me puse en servicio el mismo día que me avisaron que estaba habilitada, y volví a ponerme en servicio anoche (domingo). Me quedé en guardia allá pero no hubo llamados”, indicó.

En tanto, el Cuerpo de Bomberos de la ciudad destacó por medio de su superintendente, Juan Carlos Field, cómo ha aumentado la integración femenina de la institución desde que se integró la primera bombero de Rancagua en 1998, señalando que «hoy suman más de 25 registradas en sus ocho compañías, donde cumplen con las tareas bomberiles sin distinción, significando un real y efectivo aporte al desarrollo de sus unidades”, manifestó la autoridad bomberil.

“La primera mujer en tomar una maquina de material mayor, que es como se llaman, soy yo, y quizás no hay más mujeres porque no han averiguado más, porque desde que entré a la institución no se me han cerrado las puertas, pero esa es la visión que uno tiene desde afuera porque al entrar se da bastante la igualdad de condiciones y esto es una muestra de ello”, observó al término la maquinista de la Bomba Arturo Prat.

Noticias Relacionadas