SEC exige medidas de seguridad a empresa de gas tras denuncia de vecinos de Rancagua Norte

Publicado el 2 diciembre, 2019 Por Erika Pulgarin

“Primero transmitir a toda la comunidad que los tanques de combustibles que hay allí están bien", aseguró el director regional del organismo público.

Vecinos del sector Rancagua Norte denunciaron a través del diario El Tipógrafo, una serie de situaciones que les preocupan relacionadas con instalaciones de gas en el sector. Hechos que, según lo manifestado en reiteradas oportunidades, han denunciado a la empresa Lipigas, pero que hasta ese momento no habían tenido una respuesta.

En ese sentido, el director regional de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), Ricardo Miranda Puebla, explicó que el día que salió la publicación en el diario se apersonaron en el sector inmediatamente. «Tomamos contacto con las dirigentes y junto con la empresa estuvimos en el lugar para que nos explicaran con más detalles cuáles eran las situaciones que les aquejaban y les preocupaba a ellos”.

Miranda explicó que en su oportunidad detectaron varias cosas que la empresa debe corregir. También contaron los vecinos que los principales problemas de evacuaciones que habían tenido se debía a que personas ajenas entraban al lugar a robar las válvulas, y parte del gas que queda en la red se expande y genera temor en la población por el olor que se siente.

“Primero transmitir a toda la comunidad que los tanques de combustibles que hay allí están bien, esos tanques cuentan con válvulas de seguridad. Cuando el flujo es de muy baja presión, que es lo que pasa cuando se roban las válvulas, el gas que sale es el que está en las tuberías entre el tanque y las viviendas, ese es el que se expande”, explicó la autoridad.

Asimismo, Miranda indicó que “nosotros estamos exigiendo medidas adicionales y de seguridad. Primero hay etapas que corregir, hay que hacer una mejor mantención a los árboles que están alrededor, el pasto seco que está dentro, que mejoren las opciones de acceso porque los vecinos me contaron que ellos mismos apostaron la cadena y el candado para que eso permaneciera cerrado, lo cual por supuesto que no puede ser. Esto es algo que vamos a exigir y eventualmente seguir un proceso administrativo contra la empresa”.

El director regional de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles señaló que como las medidas son relativamente sencillas se pueden solventar en una semana. Para las de más largo aliento dieron un plazo de 30 días para resolverlo: «Eso pensando en medidas de seguridad adicionales a las que hoy día hay allí. Las normas indican que la reja debe tener 1.80 metros de altura, y ellos la están cumpliendo, lo que pasa es que el portón de acceso es el que presenta irregularidades.Para finales de la próxima semana refiscalizaremos para comprobar que las primeras medidas ya se hayan resuelto”, señaló la autoridad.

Noticias Relacionadas