Surf y vinos: Destinos turísticos de la región que destacan a nivel mundial

Publicado el 8 noviembre, 2019 Por Norelis Vilchez

El Valle de Colchagua es reconocido internacionalmente por ser una de las zonas donde nacen los mejores vinos de Chile e incluso del mundo.

En materia de turismo, la Región de O’Higgins destaca por innumerables alternativas. Por ejemplo, se caracteriza por su tierra fértil para la agricultura en donde brotan una de las mejores uvas de Chile y que producen los vinos más reconocidos en todo el mundo.

Pero también camino hacia la costa, la combinación campo-mar representan un panorama de pureza y aventura para los turistas.

Ubicada en la provincia de Cardenal Caro se encuentra la comuna de Pichilemu,  conocida en la actualidad como la capital mundial del surf por sus famosas playas con olas que pueden alcanzar hasta los 10 metros, y donde cada año se desarrollan campeonatos y encuentros deportivos con participación y relevancia internacional.

A sólo unos minutos, al sur de Pichilemu se encuentra Punta de Lobos, un lugar mágico cuya geografía asombra y que se ha hecho famoso por sus dos imponentes rocas al final del camino conocidas como «Los Morros». Este lugar fue nombrado en el 2013 Reserva Mundial del Surf. Ofrece olas de gran calidad durante todo el año.

Además, desde sus innumerables miradores puedes disfrutar del paisaje y del espectáculo que dan quienes se atreven a surcar las olas.

Como ya es tradición, en Punta de Lobos se realizará el Maui And Sons Pichilemu Women’s Pro, el certamen de surf femenino más importante que se realiza en el país y que es válido para el ranking de la World Surf League (WSL). Además, se elegirá a la campeona sudamericana 2019.

Ruta del Vino

El Valle de Colchagua es reconocido internacionalmente por ser una de las zonas donde nacen los mejores vinos de Chile e incluso del mundo, y uno de los principales destinos enoturísticos destacado a nivel mundial por los principales operadores turísticos y revistas especializadas. Creada en 1996 ofrece distintas alternativas por sus recorridos durante todo el año.

En este valle los turistas pueden disfrutar de un sinfín de actividades relacionadas con la cultura vitivinícola. Es posible participar en degustaciones y apuntarte a tours enológicos para conocer de primera mano el arte de la vinificación: sus procesos, métodos y tiempos e incluso disfrutar una experiencia creativa  haciendo su propio vino. También en las viñas podrás conocer a fondo las bodegas y explorar los viñedos.

El crecimiento del enoturismo para el Valle de Colchagua es fundamental, ya que no sólo incrementa el empleo todo el año de la VI Región, sino que también apoya la venta de vinos de alta calidad. Y los resultados en esta área hoy son muy satisfactorios, ya que han logrado un robusto crecimiento, llegando a  miles de visitantes cada año.

Noticias Relacionadas