Los casos donde el INDH considera que hubo violencia innecesaria en Rancagua: Uno afecta a niño de 5 años

Publicado el 8 noviembre, 2019 Por Arturo Alvarez

Presentó 4 querellas al respecto.

El Instituto de Derechos Humanos de la región de O’Higgins presentó ante el Juzgado de Garantía de Rancagua, cuatro querellas por presuntos apremios ilegítimos u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, así también por el delito de violencia innecesaria.
Las presentaciones son debido a hechos ocurridos en manifestaciones sociales en la comuna de Rancagua, entre el 19 y el 23 de octubre, donde hubo uso de escopetas antidisturbios.
Uno de los casos, según revela el jefe regional de la sede O’Higgins del INDH, David Bahamondes, afectó a un niño de 5 años. El menor, estando con su madre el 23 de octubre -cuando aún regía el estado de excepción constitucional- fue alcanzado por perdigones percutados por un militar.
Según ha podido establecer la institución, el hecho ocurrió cuando personal del Ejército disparó con escopetas antidisturbios.

Otro caso ocurrió el 21 de octubre, mientras personal de Carabineros disparaba y utilizaba gas lacrimógeno para disolver una manifestación. Ese día, un funcionario policial disparó a corta distancia a una persona que recibió tres perdigones. La víctima demandó a los funcionarios de Carabineros el cese del uso de las escopetas antidisturbios por la presencia de niños en el lugar, según señaló David Bahamondes.

Otro hecho que motivó la presentación de una querella ocurrió el 20 de octubre cuando una de las víctimas salió a la calle a ver la manifestación que se desarrollaba en las inmediaciones de su casa.

Debido a disparos realizados por efectivos policiales, un grupo de manifestantes corrió hacia el área donde él se encontraba. En ese momento, un carabinero le apuntó a corta distancia y le disparó con una escopeta antidisturbios, recibiendo el impacto de cuatro perdigones que se alojaron en la parte izquierda de su rostro, oreja izquierda y antebrazo izquierdo.

Por último, el 19 de octubre, en Rancagua, y mientras una persona volvía a su domicilio, se encontró con otro grupo que huía de Carabineros. Según la víctima, un vehículo policial se detuvo a escasos metros de distancia, desde donde descendió un funcionario policial con una escopeta antidisturbios, quien le disparó luego de apuntarle directamente justo en el momento en que la víctima giraba para escapar del lugar. Fue entonces que recibió el impacto de once perdigones en el torso, de los cuales seis se incrustaron en la carne.

Noticias Relacionadas