José Victorino Lastarria: Primero en hacer ciencia política en Chile y un gran escritor que dejó huella

Publicado el 8 noviembre, 2019 Por Erika Pulgarin

Entre 1906 y 1914 fueron publicados 23 tomos de sus “Obras Completas”.

José Victorino Lastarria nació en Rancagua el 22 de marzo de 1817 y estudió en el colegio del liberal español José Joaquín de Mora y en el Instituto Nacional. Fue uno de los intelectuales liberales más destacado del siglo XIX y prolífero hombre de letras.

Hijo de Francisco de Asís Lastarria y Cortés, comerciante y minero poco afortunado en sus empresas, y Carmen Santander Bozo.

El 6 de mayo de 1839 se casó con Jesús Julia Villarreal, con quien tuvo doce hijos, entre hombres y mujeres. De los cuales podemos mencionar a Marcial Lastarria Villarreal, diputado en cinco períodos legislativos entre 1876 y 1891; y a Victorino Aurelio Lastarria Villarreal, destacado ingeniero dedicado al desarrollo de obras ferroviarias e hidráulicas, quien además diseñó y participó en la construcción del Viaducto del Malleco.

Fue discípulo del venezolano Andrés Bello, y en el año 1834 comenzó a enseñar en su casa. Perteneció a la primera generación de chilenos formados en la vida republicana. En 1836 recibió el grado de Bachiller en Sagrados Cánones y Leyes. Tres años más tarde fue nombrado profesor de Legislación y Derecho de Gentes en el Instituto Nacional.

Durante este período Lastarria comenzó a creer en un liberalismo fundado en el desarrollo del individuo y de la libertad, lo cual implicaba una reforma de las conciencias, un plan de regeneración que suponía la des-españolización de la sociedad chilena y por ende, su descolonización cultural.

Se recibió de abogado en 1839. Ese mismo año fue nombrado profesor en el Instituto Nacional, teniendo como alumnos a Aníbal Pinto, Domingo Santa María y Manuel Antonio Matta. Fue gran  precursor de la literatura política y el primero en hacer ciencia política en Chile.

Sus planteamientos respecto de la necesidad de crear una identidad propiamente chilena se cristalizaron en el ahora célebre  discurso inaugural  de la Sociedad Literaria de 1842, de la cual fue director.

En 1843 Lastarria ganó el certamen anual por el cual la  Universidad de Chile premiaba una memoria histórica. En esa oportunidad presentó Investigaciones sobre la influencia social de la conquista y  el sistema de los españoles en Chile, documento en que realizó una dura crítica a la herencia hispana presente en la sociedad chilena de la época y al autoritarismo del sistema político legitimado en la  Constitución de 1833.

Además, colaboró en distintas publicaciones periodísticas y literarias en las que fue cofundador y/o redactor.

En ese mismo año (1843), se convirtió en diputado suplente por Elqui y por Parral. En 1849, fue elegido diputado por Rancagua, pero fue desaforado en junio de 1851, pues participó en los motines de 1850 y de 1851. En ambas ocasiones fue desterrado a Lima. Más tarde fue diputado por Quillota y también por Valparaíso. Además, fue senador por Valparaíso.

Lastarria  fue ministro de Hacienda de José Joaquín Pérez y ministro del Interior de Aníbal Pinto y contribuyó a la formación del Club de la Reforma en octubre de 1849. En 1887, postuló a un nuevo periodo en el Congreso como diputado por Valparaíso, pero no logró ser electo.

Durante la última semana de mayo de 1888 se vio aquejado por un fuerte resfrío el que se transformó en una pulmonía. En la mañana del 14 de junio de 1888 murió en Santiago, rodeado de todos sus hijos.

Dentro de su vasta obra están: “Lecciones de geografía moderna”(1838); “El mendigo” (1843); “Investigaciones sobre la influencia social de la conquista en Chile” (1844); “Rosa” y “El alférez Díaz de Guzmán (ambas de 1848); “Historia constitucional de medio siglo” (1853); Don Guillermo (1860); “Lecciones de política positiva” (1874); El diario de una loca (1875); “Recuerdos literarios” (1878); “Una hija” (1881); y “Antaño y ogaño: novelas y cuentos de la vida hispanoamericana” (1885).

Noticias Relacionadas