Presidente de Asoex advierte: «Hay muchos problemas para regar (…) porque no hay deshielos»

Publicado el 9 octubre, 2019 Por Norelis Vilchez

Francisco Duboy asegura que "lo que uno ve al andar por los caminos es que hay muchas tierras que no se sembraron".

Respondiendo a una solicitud que hizo el intendente Juan Manuel Masferrer, el Ministerio de Obras Públicas decretó zona de escasez hídrica en las 33 comunas de la región.  La iniciativa tiene por objetivo reducir los daños que la sequía pueda ocasionar en la población.

Después de Fiestas Patrias estaba previsto que se iniciara el riego para esta temporada, sin embargo, el presidente regional de ASOEX, Francisco Duboy, reconoció que están teniendo inconvenientes para poder llevar a cabo este proceso, debido a la escasez de agua en el río Cachapoal.

“El río está con un tercio a un cuarto de la cantidad de agua que debería traer, por lo tanto, están habiendo muchos problemas para regar. Hoy en día, al río Cachapoal llega muy poca (agua) porque no hay deshielo (…) El promedio ha sido entre 15 y 20 metros cúbicos, lo que ha habido en las últimas dos semanas y debiera haber entre 50 o 60 (metros cúbicos). Tenemos un cuarto del agua necesaria y todo el mundo con requerimientos. Normalmente los riegos empiezan para todos los árboles después del 18 (de septiembre), los cultivos también, porque se sembraron días antes del 18, por lo tanto ya requieren riego y no todos han podido”.

“Lo que uno ve al andar por los caminos es que hay muchas tierras que no se sembraron. De los cultivos tradicionales, por lo menos, hay mucho que no se sembró porque la gente se dio cuenta que no hay agua. Hoy día uno revisa la acequia y no viene agua”, refirió.

En relación al decreto firmado por el MOP, considera que “puede favorecer a los que tienen los medios para hacer cosas, por ejemplo, en algunos campos que están cercanos los ríos se puede con una retroexcavadora hacer una fosa y, a lo mejor, encontrar agua a dos o tres metros y sacarla con bomba, pero eso no es una alternativa que tenga todo el mundo porque hacer el hoyo tiene un costo y después sacarla con bomba requiere energía, requiere costos al final”.

No descarta que el decreto sea una solución porque va a ayudar dentro de escasez hídrica. “El que puede hacer pozos va a hacer, pero no es la solución definitiva, es una solución de parche para ver hasta dónde resistimos, pero no creo que con eso salvemos la temporada, es mi impresión”.

Desde su perspectiva, manifestó que se esperan varios problemas porque la relación entre los agricultores se verá afectada por el uso del vital líquido.  “Van a empezar las peleas, abusos, de todo, porque el que está en primera agua va a querer regar y no dejar pasar el agua para los que siguen, que es lo que ha pasado históricamente cuando hay problemas de agua. Luego los grandes podrán hacer pozos, hacer norias y quizá salvarse,  pero no todos tienen esa posibilidad y, como siempre, los grandes perjudicados va a ser la pequeña agricultura”.

Aseguró que el panorama es complicado para este año. Sugirió que se debe tener un “control fuerte” en la distribución del agua y que ésta es una labor de las autoridades. “Esperemos que los agricultores tengan la organización necesaria para hacerlo bien, sin necesidad de tener problemas con nadie. Si no hay agua, hay que distribuir lo que hay para todos”.

En la relación a la mesa intersectorial que se constituyó en la región, agregó que  están absolutamente presentes. “Nos hemos reunido cada semana y vamos avanzando todo lo que podemos desde la mirada de los privados para ver caminos y buscar soluciones. En esa mesa está la propuesta para el río Cachapoal de organizarnos de manera de que todos tengan la misma agua”.

Noticias Relacionadas