Gobierno estima que déficit habitacional en región de O’Higgins supera las 16.700 viviendas

Publicado el 11 septiembre, 2019 Por Equipo de Corresponsales

En este escenario, el Serviu entregó casi 11 mil subsidios durante el 2018.

De acuerdo a un estudio dado a conocer en abril de este año por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) -elaborado con datos de las encuestas Casen 2015 y 2017- el déficit habitacional en la región de O’Higgins alcanza las 26.018 viviendas, números que contrastan con las cifras que manejan desde el Gobierno.

Según el Serviu, el déficit habitacional sería mucho menor en la región. “Habría que ver cómo se desglosan esas 26.018 viviendas del estudio de CChC porque los números oficiales que manejamos como Ministerio son de aproximadamente 16.737 viviendas, que es nuestro déficit cuantitativo», que significa «cuántas casas deberíamos generar para disminuirlo». 

La autoridad agrega que «manejamos números que el mismo Estado nos entrega relacionados con el Censo y con variables que generan estos resultados como, por ejemplo, el hacinamiento». Dice que «la CChC ve otros aspectos. Nosotros como Serviu nos enfocamos en los campamentos, en la gente que a través de las encuestas da cuenta que viven dos familias en una casa, con allegados».

Otro aspecto importante, según el jefe de servicio, tiene que ver con «cuántas viviendas tenemos que apoyar en mejoramientos, donde sumamos aproximadamente 76 mil”, indicó el director, quien agrega que “le hemos dado harta fuerza a este tema, por eso uno ve cómo han mejorado algunos condominios cuando hemos intervenido».

En cuanto al número de subsidios que entrega el Estado, el director regional de Serviu explica que anualmente transita entre los 10 mil a 12.000. El año pasado fueron beneficiadas 10.942 personas.

“Dentro de estas cifras se incluyen subsidios en construcción, compra y mejoramiento, lo cual va a depender de lo que se dé a final del año. Somos una región donde en general ejecutamos muy bien el presupuesto, entonces cuando en otras regiones no lo consiguen, nos inyectan más recursos a nosotros para poder seguir dando curso al programa a nivel de Ministerio”, reconoce Alfaro.

El director regional del Serviu O’Higgins añade que el desglose de las opciones en subsidios habitacionales responde a la aparición de nuevas necesidades de la población en sectores como la tercera edad o personas más jóvenes. “La verdad es que la cantidad de programas que entregamos es bastante amplia donde inclusive hoy en día tenemos un subsidio de arriendo», que durante el 2018 llegó en la región a un total de 678. 

Según el jefe del servicio, este beneficio «está pensado para la tercera edad, para la gente joven que busca mayor movilidad. Es importante que la calidad de lo que estamos entregando se refleje en una casa para toda la vida, y también tenemos programas para ir protegiendo este proceso”, recalcó Alfaro.

Noticias Relacionadas