Diputada Sepúlveda teme burocracia en proyectos de reactivación y Raúl Soto pide ejecutar el presupuesto

Publicado el 10 septiembre, 2019 Por Erika Pulgarin

Luego que el Gobierno Regional anunciara la inyección de $47 mil millones en proyectos del sector vivienda para crear cerca de 9 mil empleos.

La semana pasada autoridades regionales anunciaron que se buscará impulsar la reactivación económica de la región de O’Higgins con una inversión de $47 mil millones. Una inyección de recursos que estará enfocada en los ministerios de Vivienda, Obras Públicas y Salud.

Esto se traduce en 3600 nuevas viviendas para los habitantes de la región y estarán distribuidas en distintas comunas como San Vicente de Tagua Tagua, Pichilemu, Rengo, Requínoa, Machalí, Rancagua, Graneros y San Fernando.

El intendente Juan Manuel Masferrer puntualizó que dentro de esta inversión «habrá un proyecto especial de viviendas tuteladas, también hay nuevo equipamiento urbano en la comuna de Coltauco, y hay otro proyecto para Quinta Tilcoco; es decir, todas las comunas son beneficiadas y en distintas materias”.

“Sabemos que tenemos que poner el país en marcha, ya que hay una señal concreta del gobierno de una inversión pública, precisamente para que sean los privados los que entiendan esta señal y nos acompañen, particularmente todo el mundo inmobiliario en las próximas construcciones que vamos a realizar aquí en la región de O’Higgins”, enfatizó Masferrer.

Parlamentarios de oposición dieron a conocer su punto de vista frente a los anuncios oficialistas en pos de levantar la actividad económica regional.

La diputada Alejandra Sepúlveda explicó que le parece «muy bien que desde el nivel central, desde el ministerio de Hacienda, se puedan incorporar recursos a la región». Sin embargo, dice que le inquieta la burocracia para poder ejecutar esos recursos.

“A mí me preocupa que no tengamos la suficiente capacidad de gestionar y de que efectivamente esto se transforme en mayor empleo y mayor actividad económica”, destacó Sepúlveda.

“Sin dudas, este monto es insuficiente por ejemplo para el ministerio de Obras Públicas. $47 mil millones es nada, y lo mismo para el ministerio de Vivienda, y qué decir para salud. A mí lo que me preocupa es que los recursos no se muevan, porque la burocracia del sistema hace que estos no se puedan ejecutar, por ejemplo, en las obras que son tan necesarias”, puntualizó la parlamentaria.

El diputado Raúl Soto acotó que la reactivación económica es «una reacción necesaria pero tardía de parte del gobierno», pues explicó que hace meses la oposición venía señalando que preocupaba «la inercia con la cual estaba actuando el gobierno tanto a nivel nacional, pero muy especialmente a nivel regional».

“Habíamos visto una inacción en esta materia que da cuenta no solamente de las cifras actuales en materia de desempleo y de crecimiento, sino también de la baja ejecución presupuestaria que nos preocupa, aún en vista de que los recursos con que cuenta la región de O’Higgins no han sido ejecutados desde el punto de vista de que se traduzcan en obras de infraestructura o políticas sociales en beneficio de los vecinos de las comunas”, expresó Soto.

“Yo espero que haya celeridad, primero, en  la llegada y en la ejecución de los recursos que se traduzcan en proyectos concretos”, dijo Soto, quien recalcó que «la gran tarea pendiente todavía es demostrar a la región que vamos a dar cumplimiento efectivo de la ejecución presupuestaria, porque eso sin duda alguna va a contribuir en caso de cumplirse esta reactivación económica y del mercado del trabajo, y hoy día por supuesto que está en entredicho”.

Noticias Relacionadas