Emiliano Arias al banquillo: Por primera vez será formalizado un fiscal regional

Publicado el 13 agosto, 2019 Por Equipo de Corresponsales

Al persecutor se le imputan los delitos de revelar maliciosamente secretos que tenía conocimiento gracias a su oficio y divulgación relacionada a elementos informáticos.

El fiscal de Magallanes, Eugenio Campos, solicitó al Juzgado de Garantía de Rancagua una audiencia para formalizar al suspendido fiscal regional de O’Higgins, Emiliano Arias.

Al persecutor se le imputan los delitos de revelar maliciosamente secretos que tenía conocimiento gracias a su oficio y divulgación relacionada a elementos informáticos, según el artículo 246 del Código Penal y el artículo 4 de la Ley 19.223. En el escrito se detalla que fueron cometidos en 2018 y 2019 en Rancagua.

Según informó La Tercera, una decena de interrogatorios realizados por el fiscal Campos, que incluyeron toma de declaración al ministro del Interior Andrés Chadwick, hizo que el jefe regional de Magallanes –por el momento- descartara la acusación de “tráfico de influencias” y decidiera en esta primera etapa de investigación atribuir autoría en el delito de violación de secreto de investigación penal por tráfico de drogas y delitos informáticos. Esto en relación a antecedentes que el fiscal Arias habría entregado a sus familiares sobre un caso de tráfico de estupefacientes en que habría estado vinculado el sobrino del jefe de O’Higgins.

Esta solicitud de Campos configura la primera vez que un fiscal regional será formalizado, y la audiencia se realizaría el 6 de septiembre a las 09:00 horas.

La acusación

El Consejo de Defensa del Estado (CDE) comenzó a participar en las acusaciones contra Emiliano Arias por medio de una querella hace algunas semanas, donde se sostiene que el acusado habría ordenado el ingreso de subalternas al sistema informático interno del Ministerio Público (medio al que solo tienen acceso fiscales), para averiguar información sobre investigaciones penales relacionadas a un infractor de la Ley de Drogas.

De acuerdo a la querella, esto habría sucedido el 13 de mayo de 2018, cuando Hans Heydel Jacob se apersonó en las dependencias del OS-7 de Puerto Montt para señalar que manejaba “antecedentes de un individuo que se dedicaba a la venta de drogas en dicha ciudad portuaria”, tras lo cual reveló a los miembros de la unidad que podía enviarles un correo electrónico con la totalidad de la información que él tenía. “En efecto, el mismo día 13 de mayo de 2018 esta persona envía un correo electrónico que señalaba en el asunto “información drogas”, adjuntando un documento denominado ‘Antecedentes Patricio Navarro.pdf’”.

Según confirmó la investigación, el origen del documento estaba en que Arias habría hecho esta solicitud a una funcionaria y que posteriormente habría enviado la información a su hermana, debido a que ella tenía intenciones de denunciar a un supuesto traficante que habría tenido ciertos vínculos con su hijo, el sobrino de Emiliano Arias.

El fiscal Moya acusa de que, luego que el OS-7 de Puerto Montt se da cuenta que los documentos se extrajeron directamente desde la Fiscalía, se hizo una denuncia que fue remitida desde la región de Los Lagos hacia O’Higgins, y que el fiscal Arias habría escondido los antecedentes en una bodega en vez de ponerlos a disposición de la Fiscalía Nacional.

Noticias Relacionadas