Comerciantes del centro de Rancagua exigen mayores medidas de seguridad tras constantes robos

Publicado el 13 agosto, 2019 Por Erika Pulgarin

Piden que se instalen cámaras y presencia de Carabineros en las noches.

Para los dueños de los locales comerciales ubicados en las concurridas calles Ignacio Carrera Pinto y Lastarria, en el centro de Rancagua, se ha convertido en una verdadera pesadilla la apertura a diario de sus establecimientos, ya que viven con la incertidumbre de saber si fueron o no visitados por los “amigos de lo ajenos”, que han cometido diversos delitos en el mencionado sector.

Jorge Guzmán, dueño de comercial San Ignacio, explicó al diario El Tipógrafo que en tan sólo una semana han tenido 8 robos en sus negocios.

“En este sector se concentra el 40% de la actividad comercial de Rancagua. Desafortunadamente los fines de semana acá no vive gente, solamente están los locales comerciales, por lo tanto, quedamos a la merced de la delincuencia”, destacó Guzmán.

Por ello, pide más apoyo de las autoridades. “Para obtener mayor seguridad necesitamos los fines de semana más vigilancia y seguridad policial”,  aseguró.

El dueño de comercial San Ignacio destacó que “estamos en manos de la delincuencia, ya llevamos un año de robos».

Reconoce que los comerciantes no interponen denuncias «porque no creen en la justicia” y «quedamos como si fuese un barrio tranquilo donde nada sucede».

Por su parte, Juan Rubilar, administrativo del local Tunnin Fernández, indicó que a este negocio ha sufrido robo en tres ocasiones. En dos oportunidades han cortado cadenas.

El trabajador dice que “nosotros sí hemos hecho las denuncias y hasta el momento las únicas respuestas que hemos obtenido es que todo se está averiguando, pero no han habido soluciones».

Por ello, insiste en que «la solicitud es mayor resguardo policial en los alrededores, en las noches, y que instalen cámaras de seguridad para registrar los locales cercanos”.

Asimismo, Manuel Iluffi, dueño del local Rancagua Repuestos, señaló que a tan sólo dos días de hacer la apertura de su negocio fueron víctimas del hampa, le violentaron los candados y le robaron más de 3 millones de pesos en mercadería. “Se hizo la denuncia ante Carabineros, y hasta el momento no ha pasado absolutamente nada. Se que otros vecinos también han sufrido robos pero de momento nadie ha hecho nada. Después del robo decidimos reforzar nuestra seguridad”.

Todos los comerciantes afectados por la delincuencia, coincidieron en  solicitar  en primera instancia  a las autoridades, la instalación de cámaras de seguridad en el sector.

 

Noticias Relacionadas