Copa Chile: O’Higgins sale con la obligación y Santa Cruz por hacer historia

Publicado el 12 junio, 2019 Por Jaime Castañeda

“Obvio que va a ser difícil, ellos se van a jugar la vida", advierte el atacante de O'Higgins, Maxi Salas.

Esta tarde desde las 19:30 horas O’Higgins y Deportes Santa Cruz deberán definir el paso a la tercera fase de Copa Chile en un duelo que es la revancha del 3-2 que consiguieron los unionistas en la cancha del Joaquín Muñoz García. Claramente la responsabilidad es del equipo de Primera División, O’Higgins, que parte en desventaja y con el recuerdo de la eliminación a manos de Colchagua el año pasado vía lanzamientos penales.

Santa Cruz, elenco que marcha décimo en la Primera B, sorprendió poniéndose en ventaja 3-0 en la ida. Pero O’Higgins hizo valer su peso en la recta final del encuentro descontando con dos cifras. De esta manera la llave queda abierta y con pronóstico incierto dado el buen juego demostrado por el equipo ‘comerciante’ en casa y el poder goleador de Luca Pontigo, autor de dos conquistas.

Con arbitraje de Nicolás Gamboa los cuadros de la VI Región dirimirán quién sigue avanzando en este torneo que otorga un cupo de Copa Libertadores al campeón.

“Vamos con la misma intensidad, las mismas ganas, la misma actitud. Vamos a luchar, y más si es contra un equipo de Primera División”, dijo el atacante César González en la previa.

En tanto, el DT de O’Higgins, Marco Antonio Figueroa, anticipó que a la visita le va a costar en una cancha más grande que la de Santa Cruz. “Ellos no se van a sentir tan cómodos, porque nosotros acostumbramos en nuestro estadio abrir la cancha y jugar rápido”, dijo el ‘Fantasma’.

“Tienen ventaja ellos, todavía es un rival peligroso, tiene jugadores rápidos, tenemos que mejorar mucho para poder pasar la llave pero sabemos que vamos a jugar en una cancha con una amplitud un poquito mayor”, expresó Marco Antonio Figueroa de cara al encuentro de vuelta.

En tanto, Maxi Salas, quien renovó su vínculo con el cuadro celeste, advirtió que “no es fácil jugar con equipos que están en segunda división, es complicado; yo también estuve en equipos de segunda y cuando jugábamos con los de primera jugábamos a ganarlo. Así fue y nos pasó la cuenta”.

Sobre el choque de hoy dice “obvio que va a ser difícil, ellos se van a jugar la vida pero nosotros tenemos que estar tranquilos, hacer lo que sabemos y eso va a marcar la diferencia (…) Adentro de la cancha hay que dejar todo para clasificar”.

Noticias Relacionadas